Peña: mexicanos verán muy pronto beneficios de reformas

Las reformas estructurales elevarán la calidad de vida de los mexicanos y harán a México un país más competitivo, aseguró en Presidente.
El Presidente durante la inauguración de los puentes gemelos y del bulevar “Lic. Armando del Castillo Franco” en Durango.
El Presidente durante la inauguración de los puentes gemelos y del bulevar “Lic. Armando del Castillo Franco” en Durango. (Especial)

Ciudad de México

Tras felicitar al Congreso de la Unión por aprobar las leyes secundarias de la reforma de telecomunicaciones, el presidente Enrique Peña Nieto aseguró que las reformas estructurales elevarán la calidad de vida de los mexicanos y harán a México un país más competitivo.

Durante la inauguración de obras de infraestructura en esta capital, el primer mandatario aseguró que impulsar las reformas no le corresponde solo al gobierno, aunque tenga la mayor parte en este trabajo.

“Cuando todos caminamos haciendo equipo y veamos cuales son los beneficios cuando arribemos a buen puerto tendremos un nuevo México y dejaremos un mejor legado a las futuras generaciones”, agregó.

Explicó que las reformas en telecomunicaciones, parten de un gran compromiso para hacer de México un país más competitivo y generar las condiciones para que los mexicanos sean más productivos, es decir, que ganen más en sus trabajos y que haya más inversiones y mayores puestos de trabajo.

El primer mandatario destacó la labor de la Cámara de Diputados que concluyó en la madrugada con la aprobación de las leyes secundarias en Telecomunicaciones, como ya lo había hecho antes el Senado.

Esta reforma permitirá eliminar el cobro de larga distancia en la telefonía, aumentar la competencia en televisión, telefonía e internet y aumentará la calidad de los servicios mientras disminuye su precio.

Estos beneficios los sentirán los mexicanos muy pronto en sus bolsillos, tal como es el compromiso de su gobierno y como es el sentido general de las reformas estructurales emprendidas en los últimos meses.

A manera de ejemplo, se refirió a la reforma en materia fiscal, que bien pudo no ser muy popular entre algunos sectores, permitió al gobierno contar con los recursos suficientes para emprender el Plan Nacional de Infraestructura que generará una inversión pública de siete mil 700 billones de pesos en los próximos años.

Con estas inversiones mejorarán servicios de salud, educación, carreteras, trenes y otros que ayudarán a crear más trabajos mejor pagados en beneficio de más familias, sin que ello signifique aumentar la burocracia.

Las reformas estructurales darán a México una mejor plataforma, elevarán la capacidad y fortaleza para ser un país más competitivo, pues la idea es que todo esto eleve la calidad de vida y mejore la economía de todas las familias.