Peña pide a empresarios trabajar por un México competitivo

Al tomar protesta del nuevo Consejo Directivo de la Coparmex, el Presidente dijo que la corrupción no es un elemento privativo del sector público, sino que está ocurre también en el sector privado.
Ceremonia de toma de posesión del nuevo consejo directivo de la Confederación Patronal de la República Mexicana.
Ceremonia de toma de posesión del nuevo consejo directivo de la Confederación Patronal de la República Mexicana. (Especial )

Ciudad de México

El presidente Enrique Peña Nieto reconoció el trabajo del Congreso para la aprobación de la ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas la cual, aseguró, “envía una señal muy clara de que México está comprometido con la solidez de las finanzas públicas y de nuestro sistema financiero”.

Al tomar protesta del nuevo Consejo Directivo de la Coparmex, dijo que la corrupción no es un elemento privativo del sector público, sino que está se registra también en el sector privado, y llamó a los empresarios a trabajar juntos “por un México más productivo y competitivo, por un país de leyes y por empresas dispuestas a transformarse y a transformar a nuestra Nación”.

El Presidente agregó que entre todos “podemos lograr un país más justo más igualitario y más confiable, donde se haga valer respete la ley, donde las empresas puedan crecer en un ambiente de certidumbre jurídica”.

En ese sentido, celebró que las principales fuerzas políticas hayan presentado sus iniciativas de leyes secundarias para hacer operativo el Sistema Nacional Anticorrupción, así como la iniciativa ciudadana Tres de Tres y confió que con estos elementos “se concretará una legislación de vanguardia para combatir la corrupción”.

En tanto, el nuevo presidente de la Coparmex, Gustavo de Hoyos Walther, dijo que es necesario que antes de que concluya el año se pueda contar con un Sistema Nacional Anticorrupción en forma, puesto que es “uno de los grandes imperativos para superar las debilidades del Estado de Derecho”.

Puntualizó que el país no se puede quedar en la pasividad, puesto que necesita mayores niveles de crecimiento, por lo cual se debe acelerar la implementación de las reformas estructurales.