En abril, empresas privadas podrán importar gasolinas

El presidente Enrique Peña Nieto anunció que se decidió adelantar de 2017 al 1 de abril de 2016 la apertura a la importación de gasolina y diésel.

Ciudad de México

El presidente Enrique Peña Nieto anunció que a partir de abril de este año "cualquier empresa podrá importar gasolinas y diésel lo que deberá reflejarse en mejores precios en nuestro país".

La apertura en la importación de combustibles estaba contemplada para 2017 y forma parte del proceso "para tener un mercado de combustibles completamente abierto y liberalizado para el 2018".

"Estamos pasando de un monopolio estatal que refinaba, importaba, transportaba y comercializaba, tanto la gasolina como el diésel, a un mercado abierto y con plena competencia como en la mayoría de los países el mundo. Para ello, se estableció una serie de ajustes graduales a fin de que en 2018 tengamos un mercado de combustibles completamente abierto y liberalizado", dijo.

Recordó que "a partir de 2014 las actividades de transporte y almacenamiento, distribución y comercialización de combustibles líquidos quedaron abiertas al sector privado. En 2015 pasamos de un precio único de gasolinas y diésel a un esquema de precio máximo y a partir del primero de enero de este año se permite que las estaciones de servicio no tengan que ser de una franquicia de Pemex y el suministro no estará condicionado a la franquicia".

Por ello explicó que como parte de este proceso en 2017 empresas distintas a Pemex podrían importar combustibles, pero la apertura se adelantará.

Al recibir el reconocimiento "IHS Global Lifetime Achievement" en Houston, Texas, Peña Nieto informó también que en los primeros días de diciembre de este año se realizará la cuarta licitación de la Ronda Uno, correspondiente a los yacimientos de exploración localizados en aguas profundas del Golfo de México, una de las licitaciones que estaba programada para el segundo trimestre de 2016 y una de las más esperadas.

"Esta decisión demuestra y confirma el compromiso del gobierno de México con la reforma energética para hacerla ágil y decidida independientemente de cuál sea el precio del crudo en el corto plazo. México está determinado a contar con la capacidad tecnológica financiera y de manejo de riesgos, que ya haya desarrollado la industria petrolera a nivel mundial para este tipo de proyectos de gran escala", dijo.

El presidente también anunció que en el segundo trimestre de este año la Comisión Federal de Electricidad hará la convocatoria para la licitación de la primera gran línea de transmisión de energía con participación privada.

Peña dijo que "con estos tres anuncios que hoy he compartido con ustedes: la licitación de la línea de transmisión de la CFE, el ir hacia adelante en la ronda 1.4 o la cuarta licitación de la Ronda Uno y el adelanto de la importación de combustible por parte de terceros, México deja claro que la reforma energética avanza con paso firme y decidido".