Peña propone elevar dosis legal de mota y permitir uso médico

El presidente Enrique Peña Nieto presentó las conclusiones de los foros sobre el uso de la mariguana y anunció que enviará al Congreso iniciativas en la materia.

Ciudad de México

El presidente Enrique Peña Nieto anunció que enviará al Senado una iniciativa para reformar la Ley General de Salud y el Código Penal Federal para permitir el uso terapéutico y científico de la mariguana y elevar a 28 gramos la cantidad de uso personal permitido para evitar la criminalización de los consumidores.

Peña Nieto dijo que de aprobarse en sus términos, la reforma permitiría "autorizar el uso de medicamentos elaborados a base de mariguana y/o sus ingredientes activos".

"Estaría permitido otorgar permiso de medicamentos que contengan mariguana, extractos de cannabis bajo estrictos controles sanitarios, calidad, seguridad y eficacia", dijo.

La reforma propuesta prevé autorizar la investigación clínica para productos que contengan mariguana e ingredientes activos.

Dijo que se propone no considerar como delito la portación de hasta de 28 gramos de mariguana, conforme a los estándares internacionales.

Consideró que con esta medida "se dejará de criminalizar el consumo".

Durante la presentación de las conclusiones del Debate Nacional sobre el Uso de la Mariguana, dijo que la propuesta tomó como base cinco ideas recurrentes que se tuvieron en los foros de debate en materia de drogas organizados por el gobierno federal que eran: 1.- la necesidad de atender el tema de drogas en general y el de la mariguana en particular con una perspectiva de derechos humanos; 2.- abordar el consumo de mariguana desde una óptica de salud pública; 3.- que las adicciones deben tratarse con prevención y soluciones terapéuticas integrales, sin criminalizar a los consumidores; 4.- que se requieren mayores acciones para consumo de drogas, incluyendo mariguana a niños y jóvenes; y 5.- facilitar acceso a sustancias controladas para fines terapéuticos y fines científicos.

Peña Nieto reconoció que el tema "se había evitado discutir", pero recordó que a partir del interés que generó en la sociedad una sentencia de la primera sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación sobre el uso de la mariguana y quizá de una evasiva que había para abordar este tema instruyó a los secretarios de Gobernación y Salud, así como al consejero Jurídico de la Presidencia a convocar a un debate nacional sobre el uso de la mariguana, para lo cual se realizaron cinco foros en los que participaron más de 200 expositores y 4 mil interesados.

El presidente Enrique Peña Nieto dijo que con esta iniciativa de reforma para dejar de criminalizar el consumo de mariguana se busca evitar dos clases de injusticias:

"Por un lado, la que padecen niñas, niños y pacientes como Grace, que sufren algún tipo de epilepsia u otros padecimientos y que no podían tener acceso a productos terapéuticos eficaces elaborados con mariguana, y por el otro lado, la injusticia que padecen miles de personas, especialmente mujeres, muchas de ellas, madres a las que se les ha criminalizado por consumir mariguana y hoy se encuentran purgando condenas desproporcionadas", dijo.

Indicó que el permitir la portación de hasta 28 gramos de mariguana para uso personal, "también dará oportunidad de que queden en libertad los consumidores que actualmente se encuentran presos o sujetos a procesos por portar cantidades de mariguana inferiores a 28 gramos".

Aseguró que con esta propuesta de reforma "damos pasos firmes", además de que vendrá acompañada de un esfuerzo institucional y dirigida a la protección de la niñez y la juventud.

Por su parte el secretario de Salud, José Narro Robles, consideró como positiva la realización de los foros en materia de drogas a través de los cuales, dijo, se dio un debate en el que prevalecieron la responsabilidad y el respeto y en el que se privilegió a la salud por encima de otros elementos.

"Los resultados (de los foros) contribuirán a resolver problemas y explorar vías a favor de la colectividad. Con el nuevo modelo sería posible, de aprobarse, tener mejores posibilidades terapéuticas, mayor desarrollo y se dejará de criminalizar y perseguir al consumidor", dijo.

Narro destacó que "la lucha contra los grupos criminales no se debilita y tampoco se afloja el combate contra las adicciones".

Adelantó que adicionalmente se emprenderá "una campaña más intensa para prevenir el uso y el abuso de sustancias adictivas".

En el evento, el rector de la Universidad de Guadalajara, Tonatiuh Bravo, expresó su postura a favor de la transformación de las políticas prohibicionistas por lo que propuso la despenalización y regulación del uso de la mariguana.

Aclaró que "no se trata de incentivarlo, sino de que los que consumen no sean tratados como delincuentes. No para que el consumo aumente, sino porque sea a través de los derechos humanos, que con una adecuada regulación se evite que llegue a ello".

Dijo que la prohibición produce ganancias extraordinarias a la delincuencia, por lo que manifestó que "las universidades no queremos más consumo, sino individuos responsables y libres, con educación sin prejuicios y científica".

Aclaró que la despenalización regulada de la mariguana "no será panacea, deben generarse políticas públicas integrales que permitan aliviar el problema".

A nombre de los gobernadores del país, el gobernador de Oaxaca y presidente de la Conago, Gabino Cué, dijo que sin reducir el combate al crimen organizado con estas medidas "México asume activismo al ponernos al servicio de la salud, cuando por más de 8 décadas su uso ha sido objeto de estimación y crítica social".

El padre de la niña Grace, Raúl Elizalde, dijo que el uso de la planta a base de cannabis, le ha permitido reducir en 80 por ciento el sufrimiento de su hja y a favor a su tratamiento.

"Si bien este no es el final de la carrera es un paso importante que está tomando México con el mundo, un avance en vez de la prohibición. Esto solo es el comienzo, tenemos un gran trabajo por delante. Tenemos que ser inclusivos los miembros de la sociedad civil en esta regulación. No es posible que productos no psicoactivos sean equiparados a los psicoactivos. Tenemos que cambiar este paradigma, cambiar nuestra legislación para garantizar que las personas tengan acceso a estos tratamientos", dijo.

Propuso que debe haber producción nacional de estos medicamentos y urgió a una reforma a la ley general de salud para lograr que esto sea una realidad.