Admite Peña que criminales se han sofisticado

El presidente Enrique Peña Nieto llamó a aumentar las capacidades del Estado para el combate a los criminales, lo cual dijo se logrará con la implementación del nuevo sistema penal en 2016.

Ciudad de México

El presidente Enrique Peña dijo que con el nuevo sistema penal acusatorio se podrán aumentar las capacidades de las fuerzas del Estado para combatir a las organizaciones criminales, que han logrado estar mejor capacitadas, equipadas y que cuentan con armamento altamente sofisticado.

El nuevo sistema penal acusatorio permitirá "tener mecanismos alternos para que asuntos de menor relevancia puedan ser resueltos mediante el acuerdo de los involucrados, de las partes involucradas, y realmente que fuerza y capacidad del Estado pueda dedicarse mayormente a combatir aquellos que más lastiman a sociedad mexicana, a esas bandas, a esas organizaciones criminales que efectivamente han logrado estar mejor capacitadas, mejor equipadas, con armamento, altamente sofisticado", dijo.

El Presidente aseguró que se logrará cumplir con el plazo para que en 2016 sea implementado en todos los estados de la República el nuevo sistema de justicia penal acusatorio, pues "incluso las entidades que hoy presentan un avance mínimo están en posibilidades de cumplir con el plazo constitucional".

Durante la inauguración de la XXXI Asamblea Plenaria de la Conferencia Nacional de Procuración de Justicia, el Presidente dijo que el gobierno federal, a través de la SETEC, seguirá respaldando a entidades que aún se encuentran en proceso de instrumentación para adoptar mejores modelos de capacitación, gestión y operación del nuevo sistema penal.

Peña Nieto informó que el gobierno federal invertirá siete mil millones de pesos para aplicar el nuevo sistema penal, lo que significa cuatro veces más lo que se ha destinado anteriormente.

Consideró que transformar el sistema tradicional penal es el reto más grande de los últimos 100 años de actividad jurídica en el país, por lo que dijo que para superarlo es necesario romper inercias y enfrentar con una coordinación esencial entre los tres poderes de gobierno.