Peña Nieto: la energía no debe desestabilizar

“Pueden participar en exploración, extracción y transformación de hidrocarburos”, afirma en un foro sobre el tema en Arabia Saudita.

Arabia Saudita

Al participar en el acto Reforma Energética de México, organizado por el Foro Internacional de Energía, el presidente Enrique Peña Nieto afirmó que el diálogo entre los países productores del petróleo es el camino para lograr seguridad energética y la sustentabilidad elemental para el desarrollo equilibrado de la humanidad.

"En México estamos convencidos de que la energía debe ser fuente de crecimiento, no fuente de inestabilidad", expresó.

En Riad, sede del foro internacional, el jefe del Ejecutivo expresó: "vivimos tiempos exigentes en el mercado energético global que los países debemos atender con responsabilidad compartida y visión clara, por eso es importante que productores y consumidores de energía promovamos el intercambio de información y trabajemos en la condición de consensos internacionales".

En su primer dia de actividades en Arabia Saudita y acompañado por los secretarios de Relaciones Exteriores, Claudia Ruiz Massieu, y de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, invitó a los empresarios del ramo a invertir en México.

"En hidrocarburos ustedes pueden participar en proyectos de exploración, extracción y transformación industrial, así como en servicios de transporte, almacenamiento y comercialización. En 2015 se realizaron las primeras tres licitaciones de ese sector apegadas a los más altos estándares de certidumbre jurídica y transparencia", señaló.

También afirmó que México es un destino que se tiene día a día formado como atractivo, seguro y confiable. "En tres años que lleva esta administración hemos tenido inversión extranjera directa del orden de 92 mil millones de dólares, esto significa un importante crecimiento con respecto a los anteriores".

Indicó que se tiene decidido hacer de México un país puente que conecte los mercados energéticos de norteamérica, América Latina y Asia, por lo que se prevé que para 2018 haya siete puentes de interconexión con Estados Unidos y se trabaje en desarrollar un gasoducto que conecte con Centroamérica.

Por otra parte, el ministro del Petróleo y Recursos Minerales de Arabia Saudita, Ali Al-Naimi se refirió al periodo de inestabilidad por el que atraviesa el petróleo, pero se dijo optimista sobre su futuro.

"México y el reino tienen un papel especialmente importante que desempeñar en la consecución de ese objetivo en el pasado, en el presente y en el futuro", indico.

Mientras, el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, expresó que la reforma en la materia ha creado fuertes incentivos para invertir en generación de energías verdes, que garantizan que un porcentaje de la electricidad que se comercialice en el mercado sea renovable y otorgamos también ciento por ciento de depreciación acelerada a proyectos de esas tecnologías.

Destacó que México tiene importantes ventajas, como la estabilidad política, una economía sólida, una población calificada y capacidad industrial demostrada en sectores tan variados como el automotriz, el aeronáutico y el de energía.

"La participación de capitales de la Península Arábiga en México contribuirá a propiciar la integración de mercados que hasta ahora han venido funcionando de manera aislada", añadió.

Antes, Peña Nieto participó en un foro bilateral de negocios e inició su discurso con la frase: "la paz sea con ustedes". Ahí, expuso los avances en materia energética y mencionó que México cuenta con finanzas publicas sanas, una deuda por debajo del promedio de los países que integran el G20, una política monetaria autónoma, un tipo de cambio flexible y un sistema bancario robusto.

El Presidente aseguró que se han abierto al sector privado áreas de la economía que anteriormente estuvieron cerradas o fueron monopolios del Estado.

También dijo que la reforma energética potencia la oportunidad para explotar los recursos energéticos con la participación del sector privado.

Claves

Visita mezquita

- El Presidente se trasladó a Abu Dabi y junto con su esposa, Angélica Rivera, visitó la mezquita Sheikh Zayed, que es la tercera más grande del mundo.

- De acuerdo con las costumbres, el Ejecutivo y su esposa se quitaron los zapatos, pues para el islam las suelas representan la suciedad del exterior. Con ese gesto intentaron mostrar respeto hacia su lugar de culto.

- En la construcción de la mezquita se utilizaron miles de piedras raras y semipreciosas; la alfombra de la sala principal es la más grande del mundo, y pesa 47 toneladas.