Reafirma Peña a Fidel amistad entre México y Cuba

A su regreso al país, el Presidente expresó que encontró a Fidel Castro "lúcido y con buena disposición"; dijo que no hablaron de la tensión diplomática de los años recientes.
El presidente Enrique Peña se reunió con Castro en la casa en La Habana del líder cubano, en enero de 2014.
El presidente Enrique Peña se reunió con el líder cubano Fidel Castro en su casa en La Habana (Cortesía Presidencia)

Ciudad de México

El presidente Enrique Peña Nieto reafirmó al líder cubano Fidel Castro los lazos de fraternidad y amistad entre México y Cuba, así como el interés por lograr "cohesión" entre Latinoamérica y el Caribe, en el encuentro que sostuvieron anoche en la isla.

A su llegada a la Ciudad de México, el mandatario federal señaló que en su reunión con el líder de la revolución cubana no se tocó el tema del regreso del PRI al poder en México, tampoco se hizo referencia a las ríspidas relaciones diplomáticas que se tuvieron durante las administraciones panistas.

La conversación versó sobre las experiencias pasadas de Fidel Castro en México y la primera visita oficial de Peña a territorio cubano.

El mandatario mexicano dijo que había encontrado al líder cubano lúcido y con buena disposición para un encuentro de cortesía.

"Para mí fue mi primera experiencia, la primera vez que vengo a La Habana y la que tengo de encontrarme con un personaje de la historia latinoamericana y de la historia de la humanidad en los años recientes", dijo en una entrevista en el hangar presidencial a su llegada de la isla.

Enrique Peña Nieto y Fidel Castro se reunieron en La Habana, en lo que fue el primer encuentro entre un presidente mexicano y el ex gobernante cubano en más de 10 años, después de un enfriamiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países por diversos encontronazos diplomáticos, protagonizados por Castro y el entonces presidente mexicano, Vicente Fox.

La plática que se desarrolló en la sala de la casa del líder en La Habana duro poco más de 50 minutos, los temas abordados fueron la intención de reafirmar la fraternidad que históricamente hay entre Cuba y México.

Enfundado en una camisa a rayas, pants y tenis, el líder cubano habló con Peña Nieto sobre lo que significó México para él. Su estancia en nuestro territorio y la relación estrecha que se mantuvo durante varios años.

"Recordó lo que había sido la relación de México con Cuba, su paso por México, su estadía en México y yo diría que fue un encuentro de cortesía", dijo Peña.

Para el mandatario mexicano el objetivo de la reunión fue el de reafirmar la fraternidad que históricamente se tiene entre ambos países

"El hecho de estar ahí en Cuba era para reafirmar los lazos de amistad que históricamente ha habido de México con Cuba y del interés que México tiene de lograr una mayor cohesión de la comunidad latinoamericana y del Caribe, y donde la CELAC puede ser un instrumento que tiene mucho que dar y México hará su parte para que se siga construyendo una mayor identidad", dijo.

Del encuentro, que el mandatario calificó como de remembranza y de cortesía, Enrique Peña se dijo satisfecho y aclaró que no se habló sobre un posible encuentro posterior.