Con iniciativas, buscan que Peña dé Informe en Congreso

En el Senado y en la Cámara de Diputados se presentaron iniciativas para lograr que el Presidente vuelva a entregar personalmente su informe ante el Congreso de la Unión.
El presidente Enrique Peña Nieto pidió a los mexicanos buscar buenas razones para que se hable del país.
Enrique Peña Nieto en su mensaje con motivo de su Tercer Informe de Gobierno en Palacio Nacional. (EFE)

Ciudad de México

El coordinador del PRD en la Cámara de Diputados, Francisco Martínez Nery, y el senador del PT, David Monreal Ávila, presentaron por separado en cada cámara iniciativas de ley para modificar el formato de la ceremonia de la entrega del Informe de Gobierno y lograr así que el Presidente asista al Congreso como ocurría hasta el año 2008.

De acuerdo con la propuesta del PRD, el titular del Ejecutivo federal tendría que acudir al Congreso de la Unión a dar un mensaje político y entregar por escrito el documento.

Además de que podría presentarse a la Cámara de Diputados, en su calidad de titular del Ejecutivo y de la Administración Pública Federal, a exponer lo fundamental de su informe e intercambiar opiniones con la representación nacional.

Posterior a este acto, iniciaría la glosa y el análisis del informe conforme a los artículos 69 y 93 de la Constitución.

La propuesta que reforma el Artículo 69 de la Constitución, se hizo tomando en cuenta que el formato del informe de gobierno debiera ser un ejercicio de rendición de cuentas de quien detenta el Poder Ejecutivo ante el Poder Legislativo.

Sin embargo, desde la reforma de 2008 el funcionario de mayor rango del gabinete es el que se presenta en el Palacio Legislativo a entregar el Informe de Gobierno.

La última vez que un Presidente acudió personalmente a entregar el informe fue en 2007, cuando Felipe Calderón entregó su Primer Informe de Gobierno y se acordó que no daría un mensaje ante los legisladores. En 2006 cuando Vicente Fox acudió al Congreso a entregar su último informe de gobierno, tampoco pudo dar el tradicional mensaje que todos los presidentes daban al interior del recinto legislativo, por lo que dijo que "ante la actitud de un grupo de legisladores que hace imposible dé la lectura del mensaje que he preparado para la ocasión, me retiro de este recinto".

Al presentar la iniciativa, el líder de los diputados del PRD consideró que en la modificación de 2008 "se le restó solemnidad al informe, pero también importancia a un acto en el que el Presidente comunica a la sociedad los resultados obtenidos a raíz de la toma de decisiones".

En el Senado, David Monreal Ávila, de la bancada del extinto Partido del Trabajo (PT), presentó una iniciativa similar, que prevé regresar al marco legal anterior, donde cada 1 de septiembre el Ejecutivo federal en turno debía presentar ante el pleno del Congreso de la Unión su informe de gobierno.

Plantea además cambios a los artículos 69, 108 y 110, donde se establece que en la apertura de sesiones ordinarias del primer periodo de cada año de ejercicio del Poder Legislativo, el mandatario haga uso de la palabra y escuche y responda las preguntas que hicieran integrantes de cada grupo legislativo e independientes.

También propone que durante el tiempo de su encargo, el Presidente no sólo pueda ser juzgado por traición a la patria y delitos graves, sino también por violaciones a derechos humanos y cohecho, además de plantear que sea sujeto de juicio político.

Con información de Notimex.