Peña responderá en cinco días a los obispos

Al reunirse con la jerarquía católica acordó realizar acciones conjuntas para contrarrestar la violencia en el país y les dio a conocer las estadísticas en las que se demuestra la disminución  ...

Lago de Guadalupe, Cuautitlán Izcalli

El presidente Enrique Peña Nieto se comprometió a dar una respuesta en cinco días a las inquietudes de los obispos, quienes lo cuestionaron sobre los beneficios de las reformas estructurales que impulsa.

Al reunirse con la jerarquía católica acordó realizar acciones conjuntas para contrarrestar la violencia en el país y les dio a conocer las estadísticas en las que se demuestra la disminución  de los delitos en el país.

En conferencia, el vocero de la Conferencia del Episcopado Mexicano, el obispo auxiliar de Puebla, Eugenio Lira, calificó el encuentro con el  presidente Peña Nieto de positivo: “Se trató de un diálogo importante, necesario y oportuno por lo delicado de las reformas estructurales que impactan al presente y futuro del país. Son reformas necesarias, pero en los que hay temas que nos preocupan a los obispos, y el Presidente dio respuesta en algunos temas al respecto, pero habrá que profundizar más por las vías institucionales”.

Este miércoles los obispos cuestionaron las reformas educativa, energética, fiscal,  política y de telecomunicaciones y le solicitaron que éstas no sean “botín de pocos” o una “oportunidad para aquéllos acostumbrados a depredar los bienes del país”; interrogantes que, se informó, integraron en el documento “Por México ¡Actuemos!” que entregaron en la reunión con el Presidente.

En el mensaje de bienvenida al jefe del Ejecutivo, el cardenal Francisco Robles Ortega le mencionó que “la gente se pregunta en qué le beneficiarán las recientes reformas estructurales y el tiempo que tardará en que esto se vea reflejado de manera concreta en la paz, en la vida democrática, en su economía y en su progreso integral. Esta incertidumbre se ve acrecentada por las situaciones de violencia, inseguridad, desempleo y pobreza que viven muchas personas”.

Aclaró: “De ninguna manera pretendemos desconocer los grandes esfuerzos y los avances que se han ido dando en su gestión. Queremos  transmitirle lo que escuchamos de la gente de los diferentes estratos sociales, sus angustias y —permítame decirle— sus molestias. Lo hacemos con honestidad y verdadero deseo de servir”.

Al encuentro acompañaron a Peña Nieto el secretario de Gobernación, Miguel Angel Osorio Chong, y el gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila.