Peña: “no basta con ser mexicano de documento”

Exhorta el mandatario a los nuevos ciudadanos a actuar con lealtad, actitud y compromiso con el país, "que tiene un presente renovado y se encuentra en proceso de transformación".
El jefe del Ejecutivo afirmó que el país avanza “a paso firme” para mejorar las condiciones de vida.
El jefe del Ejecutivo afirmó que el país avanza “a paso firme” para mejorar las condiciones de vida. (Octavio Hoyos)

México

Al entregar las cartas de naturalización a más de 100 extranjeros de diferentes países, el presidente Enrique Peña Nieto resaltó que ser mexicano se demuestra no solo con un documento, sino con actitud y compromiso permanentes.

"En correspondencia al país que hoy los recibe, México espera de ustedes su lealtad, que eduquen a sus hijos como buenos ciudadanos, como mujeres y hombres de bien e inculquen en ellos el amor por esta patria noble y generosa. Recuerden que ser mexicano se demuestra no solo con un documento, sino con la actitud y compromiso permanentes", expresó el mandatario en el acto que se llevó a cabo en la residencia oficial de Los Pinos.

Peña Nieto pidió a los nuevos mexicanos sentirse "orgullosos de pertenecer a un país con una historia emblemática, pero más importante aún, desde hoy forman parte de un país con un presente renovado y que está en proceso de transformación".

El mandatario añadió que México "avanza a paso firme" para mejorar las condiciones de vida de todos los ciudadanos de ésta y futuras generaciones.

En el acto, algunos de los ciudadanos naturalizados contaron sus historias, como Panagiota Panopoulou, quien narró: "Nací en Atenas, Grecia, donde pasé mi infancia y juventud sin imaginar lo que me esperaría al otro lado del océano como una adulta. Por razones laborales viajé al extranjero, me enamoré de un mexicano y seguramente la mayoría de ustedes saben en qué terminan esas historias de juventud".

Además del trámite, todos tuvieron que acostumbrarse a vivir como mexicano, y así lo hizo saber Hady Feita, profesor investigador de nacionalidad guineana, quien también recibió su carta de naturalización.

"Es muy trillada esa frase de: 'tu casa es mi casa'. Y yo, como todos, de primera instancia cuando la escuché me dije: 'claro que no. Mi casa es mi casa'. Y gratamente hoy puedo decirle que la casa de Hady Feita es suya", dijo el investigador al Presidente, quien soltó una carcajada al escucharlo.

Feita se ganó el aplauso de los presentes cuando expresó: "Los hombres no elegimos dónde nacer, pero tenemos derecho de elegir dónde vivir", frase que minutos después fue retomada por el mandatario.

En tanto, Kawa Arab Omar Omar de Kurdistan, Irak, contó que conoció a su mujer de origen poblano por internet y tras una ciberrelación de seis meses, eligieron Suecia como punto de encuentro para conocerse. Ahí vivieron juntos dos años, tiempo suficiente para que él decidiera dejar todo y casarse en México.

Tres años después de llegar al país, ayer recibió su carta de naturalización.

Musulman de nacimiento, Kawa Arab reconoce que le ha costado trabajo acostumbrarse a la cultura mexicana, pero lo hace con gusto porque asegura que además de enamorarse de su esposa, también lo hizo de México.

En la presente administración se han entregado 4 mil 500 cartas de naturalización a personas de más de 90 nacionalidades diferentes. En los primeros 12 meses fueron 3 mil 500.

Himno impreso

A quienes les fue entregada la carta de naturalización también se les dio impreso el Himno Nacional, para que durante el acto nadie se quedara callado.

En esta ocasión, el gobierno federal entregó el documento a extranjeros que nacieron en países como Grecia, Italia, Estados Unidos, Cuba, Venezuela, Colombia o Irak.

Para la naturalización, el gobierno federal ofrece varios caminos: la residencia, la adopción, la descendencia, el aporte a la sociedad en la cultura, la ciencia o el deporte, y el matrimonio. Muchos optan por esta última opción.