Peña Nieto afirma que cumplirá compromisos

Sostuvo que en su primer año de gobierno se dedicó a "sembrar" cambios estructurales para cosechar en los años por venir.

México

El presidente Enrique Peña Nieto sostuvo que en su primer año de gobierno se dedicó a "sembrar" cambios estructurales para cosechar en los años por venir y refrendó que cumplirá a cabalidad los 266 compromisos sexenales que asumió como candidato.

De gira por Hidalgo, donde inauguró la presa de almacenamiento El Yathé, en el municipio de Alfajayucan, dijo que las reformas impulsadas por su gobierno durante el primer año de gestión "sin duda han generado resistencias, oposición en algunos sectores, pero que al final de cuentas estamos en la firme convicción de que son para dar al país mayor impulso y desarrollo en su progreso, en la capacidad para poder generar más empleos y con ello alentar e impulsar el dinamismo de nuestra economía".

Al iniciar su mensaje, el Presidente hablaba de los beneficios que la presa traerá a más de cuatro mil productores, cuando se escuchó un grito: "¡falta la refinería!"

Haciendo un breve paréntesis en su discurso, el mandatario señaló: "De eso me permitiré comentar en términos generales a la pregunta que uno de los miembros o de los asistentes a este acto ha comentado".

El titular del Ejecutivo dijo que están muy claros los proyectos y compromisos que como candidato asumió con Hidalgo, que tienen que ver fundamentalmente con temas de infraestructura para el desarrollo de la entidad.

"Mi gobierno tiene por delante la materialización y concreción de 266 compromisos que asumí como candidato, que no significan 266 obras. Varios de estos compromisos —cada uno de los significa en varios de los casos la realización de varias obras o de varios proyectos— que tengan impacto en las distintas entidades del país y estamos en la ruta y en la planeación debida para cumplir a cabalidad estos 266 compromisos que adquirí frente a los mexicanos", resaltó.

Además, señaló, "este es un gobierno que tiene claro que la palabra empeñada deberá de cumplirse a cabalidad, y estamos resueltos a hacerlo a partir de construir estos cimientos que hemos venido desarrollando a lo largo de este primer año de gestión".

El Presidente indicó que el impacto de la presa de El Yathé no es menor, pues en esta región se amplía el número de hectáreas de riego, de seis mil 420 que actualmente tiene, pasará a nueve mil 370 hectáreas de riego, lo que representa un aumento de 45 por ciento de la tierra cultivable.

Resaltó que con las lluvias de los últimos meses, las más de cuatro mil presas fueron recargadas, y en algunas regiones duplicaron y hasta triplicaron su capacidad, lo que garantiza para los próximos meses abasto de agua potable para los habitantes, y también para el riego de las tierras.

En tanto, el director de la comisión Nacional del Agua, David Korenfeld, afirmó que los recientes fenómenos meteorológicos que afectaron a la nación por los daños que ocasionaron, "también nos dejaron cosas muy buenas, y hay que reconocerlo: la oportunidad de salir de una de las sequías hidrológicas más importantes que habían azotado al país y no solo para asegurar el abastecimiento urbano, sino la producción agrícola de riego, que es motor de su política alimentaria".

A su vez, el gobernador de Hidalgo, Francisco Olvera, dijo que la magnitud de la obra entregada ayer debe medirse por el beneficio que a mediano, corto y largo plazos, habrá de traer para la gente.

"Con ello estamos en la circunstancia de generar más beneficios para la gente que más lo requiere, para nuestras zonas desprotegidas y para los sectores más vulnerables."

El presidente Peña Nieto estuvo acompañados demás por los secretarios de Gobernación, Miguel Ángel Osorio y de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza.