Proponen dividir entre Pemex y gobierno pago de pasivos

El diputado Juan Bueno Torio explicó que propondrán que el Estado Mexicano entre en las mismas condiciones que Pemex y CFE para reducir sus pasivos, dependiendo el esfuerzo que estos realicen.
Reunión de la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados.
Reunión de la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados. (@MarcoBernalG)

Ciudad de México

La Cámara de Diputados afina los últimos detalles de un artículo transitorio en la Ley Federal de Presupuesto para convertir en deuda pública una parte de los pasivos laborales de Petróleos Mexicanos (Pemex) y de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que en conjunto ascienden a casi 1.9 billones de pesos.

Así lo confirmó Juan Bueno Torio, vicecoordinador de Asuntos Económicos del PAN en la Cámara de Diputados, al subrayar que ambas empresas deberán hacer un esfuerzo para reestructurar sus pasivos e inscribir a sus nuevos trabajadores en el sistema de cuentas individualizadas, sin violentar los derechos del personal en activo.

Reconoció que la decisión de asumir esos compromisos se traducirá efectivamente en un aumento de la deuda pública nacional a partir de 2015.

"Entonces sí será incrementarle en cierta medida la deuda al Estado Mexicano, pero esta deuda, como toda la deuda del Estado, se pagará en el tiempo, conforme vayan demandando mes con mes la pensión sus trabajadores", dijo.

La propuesta formará parte de la discusión de las modificaciones a la Ley General de Presupuesto, previstas en el paquete de iniciativas en materia energética durante la sesión de comisiones unidas de Presupuesto y Energía mañana viernes en el Palacio de San Lázaro.

"Entonces lo que tenemos que hacer es pasar a los trabajadores al sistema de cuentas individualizadas y hacer ajustes en el contrato colectivo de trabajo para que los nuevos contratos que se realicen, a las nuevas contrataciones que realice la empresa ya entren bajo el nuevo sistema", puntualizó.

Una vez que las empresas acuerden con sus respectivos sindicatos la reestructuración de sus contratos, "el Estado Mexicano entrará en las mismas condiciones del esfuerzo que realicen las empresas para reducir esta carga", agregó.

Detalló que el pasivo laboral de Pemex representa alrededor de 9 por ciento del PIB y el de CFE cerca de 3 por ciento, "y dependiendo del esfuerzo de las empresas para modificar sus contratos colectivos de trabajo y pasar a sus trabajadores al sistema de pensión de cuentas individuales, pues entonces el Estado Mexicano le entrará a asumir parte de ese pasivo".