Pedro Kumamoto se siente esperanzado con las elecciones

El candidato a diputado del distrito 10 ha dado de qué hablar tanto en los medios como en la sociedad.
El candidato llegó acompañado de tres de sus integrantes de equipo
El candidato llegó acompañado de tres de sus integrantes de equipo (Carlos Zepeda)

Guadalajara

El ejercicio de la democracia inició temprano en la casilla ubicada en el cruce de la avenida López Mateos y Pegaso del Distrito 10. Poco antes de las ocho, se vio llegar a decenas de personas para ejercer su voto. Debido a un retraso con la apertura de casilla, para las 9:05 de la mañana, hora en que llegó el candidato independiente para diputado local, Pedro Kumamoto, había una fila considerable.

 

Acompañado de tres integrantes de su equipo de trabajo, “Kuma” –como le llaman sus allegados– llegó caminando por la Calle Pegaso. Con una sonrisa en su rostro y un libro en mano, saludó a varios de los presentes, quienes se le acercaron para extenderles palabras de apoyo o tomarse una foto con él. Alrededor de las 10:10 a. m., pudo pasar a votar. Antes de depositar sus boletas, alzó la marcada con el color para diputado local, un gesto triunfal por haber logrado una candidatura independiente en un país en el que dominan aún los partidos políticos. “Desde hace seis meses y hasta hace casi dos meses, todo el tiempo nos dijeron que era imposible lograr una candidatura independiente y acabo de ver mi nombre en la boleta. Entonces a esas personas que nos dicen que es imposible de hacer cambios, yo les digo: los muros sí caen”, declaró en entrevista a Milenio el candidato.

 

El joven de apenas 25 años ha dado de qué hablar tanto en los medios como en la sociedad. “Estás bien joven, felicidades”, le dice un vecino que se le acerca; por su lado, una joven se acerca nerviosa para tomarse una foto y abrazarlo. Y es que para el candidato, esta jornada ya es “histórica”. Cuando le preguntaron si creía que va a ganar, respondió: “Ahora no puedo contestar eso, pero creo que mi sonrisa lo dice todo”.

 

Pedro Kumamoto tiene confianza en el proceso electoral: “Estoy muy feliz, vemos mucha emoción. Sabemos que va a haber un gran despliegue cívico. Muchas personas irán a votar, muchas personas van a participar y nosotros vamos a hacer que sus votos cuenten. Vamos a tener representantes de casilla en el 90% de las casillas; aquí estábamos completos, por ejemplo, y, bueno, estamos muy emocionados, felices, y vamos a ver un cambio suceder en nuestra ciudad”.

 

En cuanto al libro que traía en la mano, se trataba de Las palabras y los días del premio Nobel Octavio Paz. Cuando se encontraba aún en la fila, leyó “Canción Mexicana”, poema que hace alusión a las historias del abuelo del laureado sobre los hombres que forjaron el país. El poema concluye con los versos: “Yo me quedo callado: / ¿De quién podría hablar?” y Kumamoto le responde: de la esperanza.