Paran 10 mil médicos y enfermeras de Oaxaca

Acusan empleados sindicalizados que los gobiernos federal y estatal han retenido el pago a Fonacot, empresas inmobiliarias y cajas de ahorro.
Luego de ser colocadas cartulinas anunciando el cierre, cientos de afiliados mostraron su molestia por el paro de actividades.
Luego de ser colocadas cartulinas anunciando el cierre, cientos de afiliados mostraron su molestia por el paro de actividades. (Óscar Rodríguez)

México

Diez mil médicos y enfermeras de la sección 35 del Sindicato Nacional de Trabajadores del Sector Salud (SNTSS) en Oaxaca iniciaron un paro indefinido de labores, pues los inconformes están en el Buró de Crédito ya que los gobiernos estatal y federal han retenido el pago a Fonacot y empresas inmobiliarias, además de cajas de ahorro.

El líder sindical Mario Félix Pacheco exigió realizar una mesa de diálogo con la administración federal para que cumpla con la deuda del pago a terceros institucionales, como el Fovisste, el pago de seguros de vida y las Afore, que superan los 800 millones de pesos, adeudo que se viene heredando desde el régimen del ex gobernador Ulises Ruiz.

Informó que el paro empezó ayer después de las 7 de la mañana y será declarado indefinidamente, por lo que no habrá labores ni en clínicas ni hospitales, solo atenderán urgencias y labores de cocina, puntualizó.

Abundó que los empleados no pueden presentar una posición de endeudamiento provocada por sus patrones.

Señaló presuntos malos manejos en el retraso de los pagos, que evidencian que funcionarios de las áreas administrativas, de los gobiernos federal y estatal, jinetean los recursos para enriquecerse de manera indebida.

Félix Pacheco urgió a que se cumpla con el pago oportuno a 4 mil trabajadores regularizados del sector salud, a quienes no se les ha querido cubrir su salario ni sus prestaciones.

En tanto, Carlos Pérez, líder de la subsección 7, detalló que fue el incumplimiento de pago de la quincena a trabajadores regularizados lo que detonó el problema, además de los malos manejos financieros en la Secretaría de Salud estatal.

Dijo que en el hospital civil de la ciudad de Oaxaca son mil 600 los médicos, enfermeras y personal administrativo que están en paro de labores.

Agregó que la deuda por salarios caídos afecta a poco más de 4 mil trabajadores regularizados, y se estima que supera los 48 millones de pesos, solo por la quincena del 31 de diciembre.

Respecto a la deuda a terceros institucionales, dijo que se deben más de 800 millones de pesos.

En Oaxaca hay 90 hospitales y 600 clínicas que atienden a poco mas de 2.5 millones de afiliados en 570 municipios.

Durante la suspensión de labores, los médicos y enfermeras permanecieron dentro de los diferentes nosocomios.

Luego de que fueron colocadas cartulinas en las puertas de los hospitales y clínicas anunciando el paro, cientos de usuarios mostraban su molestia tras conocer la paralización de las actividades.

Mayra Cruz, originaria de Zenzontepec, mostró su inconformidad porque viajó con su padre desde su pueblo, localizado en la Sierra Sur, para que pudiera ser atendido de una catarata en uno de sus ojos.

"Viajamos más de 8 horas en carretera porque teníamos cita, y cuando llegamos nos dijeron que no nos podían atender porque los médicos estaban en paro, que se reagendaría la cita".

Diálogo

Por la tarde se estableció una mesa de trabajo con autoridades estatales que no logró conjurar el paro a pesar de que se ofrecieron saldar los adeudos y pagar los salarios retenidos por falta de fondos.

El líder de la sección 35 exigió iniciar una mesa al más alto nivel, con la presencia de la Secretaría de Salud federal y el gobernador Gabino Cué.

Exigieron que de inmediato se paguen los 800 millones de pesos por la deuda a terceros institucionales, y urgieron sean cesados los responsables de retener los pagos, entre ellos el director de Administración y Finanzas, Rafael Pérez Gavilán.

En entrevista, el secretario de Salud, Germán Tenorio Vasconcelos, indicó que se establecerán los protocolos correspondientes para responder de manera específica a cada uno de los puntos de interés para el gremio.

Comentó que las demandas de los trabajadores serán atendidas y revisadas con prontitud en las mesas de trabajo que se instalarán para ello, con el fin de no afectar la atención a la población.

Dijo que los recursos, tanto estatales como del Seguro Popular, están destinados a dar cobertura a sueldos y salarios, así como pagos de adeudos con instancias federales como el Fovissste, mismos que se han ido solventando sin contratiempos.