Cómo cubrir la noche electoral

El "modelo CNN" nos muestra que, a pesar de no tener resultados oficiales, podemos contar con información que permita a la ciudadanía conocer mejor los escenarios posibles; para este objetivo, ...
Durante una jornada electoral las encuestas de salida son elementos claves para ir conociendo los primeros resultados.
Durante una jornada electoral las encuestas de salida son elementos claves para ir conociendo los primeros resultados.

Ciudad de México

La historia sobre cómo reportar resultados de preferencia electoral la misma noche de la elección cambió el martes 8 de noviembre de 2000 a las 7:50 de la noche. La cadena televisiva CNN con información del Servicio de Noticias Electorales (Voter News Service) dio como ganador del estado de Florida al vicepresidente demócrata Al Gore. Este triunfo implicaba que Gore sería el ganador de la elección presidencial, sucediendo a Bill Clinton.

En Estados Unidos, desde la década de los sesenta, el ganador de una elección ha sido anunciado por los medios de comunicación, sin tener que esperar a los resultados oficiales. Warren Mitofsky, creador del Método de Encuesta de Salida (Exit Poll) y Conteo Rápido (Quik Count), generó tal nivel de confianza y certeza en resultados con su modelo, que el público daba por cierto todo lo que se anunciara en medios electrónicos en la noche de la elección. El proceso presidencial de 2000 fue la primera ocasión en que el método mostró sus límites.

Dos horas más tarde, a las 9 horas con 55 minutos, el mismo canal CNN corrigió su proyección y dijo que era una elección too close to call, es decir, muy cerrada para dar ganador. Esta corrección, este vuelco, nunca antes había ocurrido en una elección desde que las Encuestas de Salida y los Conteos Rápidos se habían hecho cargo de dar ganador.

Dicho en entrevista por los propios presentadores de CNN en aquella noche del 8 de noviembre, "estaban en territorio desconocido". Nunca antes habían tenido una situación donde tuvieran que corregir información de una encuesta de salida.

En la madrugada del día siguiente, alrededor de las 2 de la mañana, un nuevo vuelco informativo daba como ganador del estado de Florida —y por lo tanto de la elección presidencial— a George Bush. En menos de 8 horas un método que había funcionado para los medios de comunicación por más de un cuarto de siglo presentó limitaciones.

En vista de lo anterior, este domingo 5 de junio será un día importante no solo en términos político-electorales, porque cerca de la mitad del padrón electoral estará votando en 14 elecciones (incluyendo el Constituyente en la CdMx), sino también en términos de medición. Como ya lo ha sugerido The New York Times: "Las buenas encuestas son, sin duda, cada vez más difíciles de hacer".

El sondeo no es infalible, pero su papel en las democracias es esencial. Probablemente la mejor forma de entender la relevancia y contribución del método es conocer sus límites. Un ejemplo de esto es la cobertura de las elecciones en Estados Unidos y cómo la misma televisora CNN se ha adaptado ante los nuevos retos de medición.

La cobertura de CNN en las elecciones primarias en EU está a la cabeza. De acuerdo con una encuesta realizada a escala mundial, 51 por ciento de los entrevistados considera a CNN como el principal proveedor de información sobre las elecciones de ese país, obteniendo la cifra más alta que otros medios estadunidenses.

Los días de elecciones primarias CNN despliega toda una estrategia para lograr la mejor cobertura y entrega de resultados. La cadena de noticias es miembro del National Election Poll, que realiza encuestas de salida el día de las elecciones. Este organismo se basa en la proyección de los resultados de la elección bajo una gran responsabilidad, por lo cual cuentan con personas experimentadas para cada estado. Ellos están armados con conocimientos sobre el terreno que otras organizaciones nacionales de noticias no pueden igualar. Además tienen información sobre la demografía, la historia de votación de electores en ausencia y otros, así como asuntos políticos que pudieran afectar el resultado de la competencia cuyos resultados deben proyectar.

Su estrategia se basa en la difusión veraz y oportuna de los primeros resultados. No obstante, tomando en cuenta las limitaciones de los sondeos de opinión, los presentadores de CNN destacan que éstos son resultados estimados, enfatizando que entregan diagnósticos y advierten que pueden variar durante el transcurso de la noche electoral.

Un ejemplo de esto es la cobertura en las elecciones primarias de Nueva York, el martes 19 de abril de este año, donde el presentador Eric Wolf recalcó en cada momento que las cifras entregadas correspondían a las encuestas de salida y luego conteos rápidos.

Encuesta de salida

En el caso de la encuesta de salida, que irónicamente es más incierta y menos precisa que el conteo rápido, se reportan números pero nunca un ganador o prometen precisión en los resultados. Después de cada anuncio, recuerdan que se debe ser muy cauto con los resultados, que éstos pueden cambiar, pero que ello no impide prever un escenario de elección cerrada o abierta. Y para nuestros propósitos, pues no nos encontramos en un país bipartidista, es importante poder prever si será una elección entre dos, tres o hasta cuatro fuerzas electorales.

El canal de noticias enfatiza a cada minuto las carencias de su fuente de información, pero no por ello dejaba de informar: "Recordemos que ésta es información de las encuestas de salida, obtenida de sondeos hechos hoy en los locales de votación. Los resultados no son definitivos y podrían cambiar durante la noche. Estos son resultados de las estimaciones de la encuesta de salida en la elección de demócrata".

El "modelo CNN" es un ejemplo de cómo las encuestas de salida son una herramienta útil que permite analizar las elecciones, y no promete algo que no puede garantizar, como la precisión.

Durante su cobertura en la noche electoral también entregan datos sociodemográficos que permiten conocer con mayor profundidad algunas variables de las elecciones. En la cobertura de las primarias de Nueva York, CNN presentó las preferencias de los candidatos demócratas según edad, mostrando el gran porcentaje de población joven que votó por el candidato Bernie Sanders.

Durante una jornada electoral las encuestas de salida son elementos claves para ir conociendo los primeros resultados. Se trata de la realización de entrevistas a personas que previamente emitieron su voto en la salida de algunas casillas, las cuales son seleccionadas según un esquema de muestreo probabilístico y se les pregunta principalmente por quién votó, además de otras preguntas de interés. La encuesta de salida permite explicar al elector e identificar el voto según variables como la edad, género o educación, por ejemplo. Sin embargo, hay que tener en cuenta que este ejercicio estadístico es vulnerable al error no muestral, es decir, la diferencia entre lo que dice el elector que hizo (votar por tal candidato) y lo que realmente hizo en la urna. El error no muestral no se puede calcular hasta que se saben los resultados de la elección. Por ello no pueden prometer precisión.

Conteo rápido (proyección)

Solo con el conteo rápido el canal de noticias CNN se atreve a hacer una proyección. Es decir, con datos oficiales, no con datos de encuestas. En el ejemplo de cobertura de la elección de Nueva York el pasado mes de abril, el presentador Eric Wolf dice literalmente: "Según la proyección Donald Trump, el magnate millonario, ganará la candidatura republicana en las elecciones primarias en el estado de Nueva York. No sabemos cuánto más variarán los resultados. No sabemos cuántos delegados faltan todavía, ni por cuánto va a ganar, estos no son los resultados oficiales. Pero según las proyecciones, Donald Trump podría ser el próximo candidato republicano".

Es decir, entrega un resultado de ganador, pero no promete precisión. En esta lógica noticiosa es más importante declarar un ganador que señalar la ventaja con el segundo lugar.

El conteo rápido consiste en seleccionar casillas aleatoriamente al igual que en la encuesta de salida. En cada una están presentes recolectores de información que, al momento del cierre de casilla, obtienen los resultados de las actas una vez terminado el escrutinio de votos, hecho por los funcionarios de casilla en las mesas seleccionadas. Esta información es enviada a los centros de acopio para ser procesada al igual que los datos de encuesta de salida. El conteo rápido no mide la opinión ni la información del elector, sino su comportamiento en la urna, porque los datos son resultados del registro en las actas de cómputo oficiales de las casillas seleccionadas. Es una información más segura y certera sobre los resultados electorales, sin embargo aparece horas después de haber cerrado las casillas.

Este domingo será un ejemplo para estos desafíos, en el cual se busca informar a la ciudadanía mediante la transparencia, rapidez y veracidad. Ejemplos como el "modelo CNN" nos muestran que, a pesar de no tener resultados oficiales, podemos contar con información que permita a la ciudadanía conocer mejor los escenarios posibles y la lógica del elector. Para este objetivo, MILENIO y Parametría estarán presentes desde el inicio de estas elecciones, para entregar la información oportuna y útil de esta jornada electoral del 5 de junio.

...................

*Fundador y director de Parametría.