Padres de normalistas: si no hay pruebas, “siguen vivos”

Familiares de los 43 estudiantes desaparecidos en Iguala rechazaron la versión difundida por la PGR de que sus hijos están muertos, ya que, aseguraron en conferencia de prensa, el gobierno solo ...
Aseguran que quieren la verdad, pero sustentada con pruebas científicas.
Aseguran que quieren la verdad, pero sustentada con pruebas científicas. (Javier Ríos)

Ayotzinapa, Guerrero

Los 43 normalistas desaparecidos desde el pasado 26 de septiembre siguen vivos. Por lo menos sus familiares así lo creen, y rechazan los indicios que la PGR dio a conocer ayer sobre el caso. “Mientras no haya pruebas, siguen vivos”...

En la escuela de sus hijos, seis padres, su abogado y uno de sus compañeros de la Normal Rural de Ayotzinapa aseguraron que lo presentado por el procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, se trata de “una mentira más: ya nos los han matado antes”.

“Hoy pretenden nuevamente hacer creer a la sociedad que los muchachos están muertos y hasta hoy no nos ha mostrado ni siquiera la foto de dónde pudieran estar.

“Para nosotros, mientras no haya pruebas, nuestros hijos están vivos.

“De manera descarada y cruel, el hecho que diga que dentro de las bolsas que encontraron en la barranca de Cocula estaban los jóvenes de la normal, sin pruebas y sin nada”, enfatizó Felipe de la Cruz, uno de los padres en conferencia.

Y es que esta información que desde la mañana les dio a conocer en privado el titular de la PGR en el hangar del Aeropuerto de Chilpancingo “no es la que queremos”. “Luchamos por la presentación con vida de los estudiantes”, dijo una de las madres.

“Es una forma de seguir torturando de manera descarada a los padres de familia. Queremos decirle que nosotros, como padres de familia, no aceptamos de ninguna manera esas declaraciones, porque incluso él ha dicho que no tiene la certeza”, dijo De la Cruz.

Los familiares criticaron que el principal sustento de la indagatoria de la Procuraduría General de la República sean las declaraciones de las últimas tres personas detenidas, por lo que reiteraron su exigencia de resultados científicos.

“Nosotros también estamos luchando por la verdad, como debe de ser, a través de los resultados de un estudio científico para la identificación de los cuerpos.

“No puede ser que se haga con (las declaraciones de) los últimos tres detenidos, porque eso sería una irresponsabilidad por parte del procurador y el gobierno federal”, cuestionó otro de los padres.

Los familiares consideraron que el gobierno federal quiere darle “carpetazo” al caso, durante el cual, dijeron, ya les quisieron hacer creer que sus parientes estaban en las fosas clandestinas en Iguala.

“Ya nos los han matado de diferentes maneras, en diferentes lugares y por diferentes personas y eso no se vale.

“Desgraciadamente ya no los mataron muchas veces y esperamos en Dios que estén vivos”, coincidieron un par de padres.

Los padres de los normalistas desaparecidos reiteraron que solo aceptarán los resultados del equipo de forenses argentinos, al tiempo que Vidulfo Rosales, abogado del Centro de Derechos Humanos de la Montaña, aseveró que no hay pruebas irrefutables de la muerte de los normalistas.

Por lo que el litigante resaltó que la búsqueda con vida de los estudiantes de esta Normal Rural de Ayotzinapa “debe intensificarse”. No existen elementos contundentes de que los jóvenes estén muertos.

Al exponer que el presidente  Enrique Peña Nieto no ha cumplido los 10 compromisos que firmó el 29 de octubre en Los Pinos tras la reunión que sostuvieron, el abogado de los padres cuestionó que hasta el momento no han querido firmar un convenio con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Este acuerdo, explicó, permitiría que personal especializado se sume a la búsqueda de los estudiantes desaparecidos la noche del 26 de septiembre, lo que “no han querido la PGR y el gobierno federal”.

También consideró que la gira de trabajo de Peña Nieto por Asia es una muestra de irresponsabilidad, ya que abandonará el país durante varios días “sin resolver el caso”.

De hecho, los padres y Rosales coincidieron en que la pretensión de confirmar la muerte de los estudiantes es porque, dijeron, hay interés de que el Ejecutivo federal presuma que ya fue resuelto el caso.

Finalmente, otro de los padres de los 43 estudiantes desaparecidos pidió a las autoridades terminar con el dolor que les causan con tales declaraciones, “ya es justo que digan, si es que no pueden que se retiren, no pedimos otra cosa que nuestros hijos”.

***

NOEMÍ BERUMEN QUEDÓ EN LIBERTAD

Noemí Berumen Rodríguez, acusada de ocultar al ex alcalde de Iguala José Luis Abarca y a su esposa, María de los Ángeles Pineda Villa, quedó en libertad, porque el delito de encubrimiento no es grave.

El procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, confirmó que la joven, amiga de Yazareth Liz Abarca Pineda, hija del ex presidente municipal, pagó una fianza para no ir a prisión.

Berumen fue detenida la madrugada del martes en su casa de avenida Jalisco, en la colonia Santa María Aztahuacán, delegación Iztapalapa, junto con Yazareth.

Ella es profesionista egresada de la carrera de diseño gráfico de la Universidad Anáhuac del Sur, y alojó a la pareja más buscada por las autoridades mexicanas en la casa que se ubica en el número 50 de la calle Cedro, colonia Tenorios.

Un juez federal determinó dejar en libertad a Noemí, quien fue consignada por la Procuraduría General de la República por el delito de encubrimiento.

Sin embargo, el procurador Murillo Karam afirmó que se mantiene abierta una averiguación previa relacionada con la joven, quien rechazó un abogado particular y prefirió un defensor de oficio. (Ignacio Alzaga/México)