Alista gobierno un acuerdo fiscal con la IP

El secretario de Hacienda, Luis Videgaray, adelantó que en febrero se dará a conocer un acuerdo de estabilidad tributaria a fin de dar certidumbre sobre las reglas de los impuestos.
Luis Videgaray, secretario de Hacienda.
Luis Videgaray, secretario de Hacienda. (Cuartoscuro /Archivo)

Davos, Suiza

El gobierno federal firmará en febrero próximo un acuerdo de estabilidad tributaria con la iniciativa privada para dar mayor certidumbre a los trabajadores y a las empresas al fijar las reglas de contribución en los próximos años.

El secretario de Hacienda, Luis Videgaray, anunció que en febrero próximo se dará a conocer este "pacto fiscal".

Durante su estancia en Davos, Suiza, como parte de la comitiva del presidente Enrique Peña Nieto, el titular de Hacienda dijo que se trabaja con la iniciativa privada para un acuerdo de estabilidad que dará reglas más estables y con ello se fomente el consumo.

"Sin duda, la estabilidad en las reglas tributarias, es decir en los impuestos es un factor que contribuye al crecimiento económico y habiéndose ya realizado el año pasado una reforma hacendaria muy importante, ahora es momento de dar estabilidad tributaria, es decir certidumbre en las reglas de los impuestos", dijo.

En este sentido, consideró que es importante hacer transformaciones para obtener una mayor estabilidad y certidumbre pues así constituye un aliciente para invertir y generar empleos.

El responsable de las finanzas del país también habló acerca de la inflación que se ha registrado en las últimas semanas y admitió que ha tenido un repunte derivado de la reforma hacendaria y otras relacionadas con la política pública.

A pesar del repunte aseguró que éste será temporal y a lo largo del año deberá marcar una tendencia a la baja.

"Lo que es importante resaltar es que es un aumento de naturaleza transitoria, es decir, no representa una tendencia y esperamos que en los siguientes meses del año pasando el primer trimestre a los niveles dentro de la banda objetiva del Banco de Mèxico, las expectativas inflacionarias están sólidamente declaradas en una política monetaria no solamente autónoma sino enfocada en mantener el poder adquisitivo del peso mexicano y en ese sentido es un fenómeno transitorio que conforme avance el año se habrá de disipar", apuntó.

Aunque no fue contundente en la estimación inflacionaria, confió en que pueda verse el pico más alto en la primera quincena del arranque del año.

En el caso de la recaudación decidió esperar a que se tengan cifras totales de enero y confió también en que se tengan cifras sobre la industria manufacturera.