El Pacto caducará en 2014: PRI

Considera que este año es clave en el sexenio de Enrique Peña Nieto para iniciar la transformación del país.
Arturo Escobar, Gustavo Madero, César Camacho y Jesús Zambrano en la Semana Nacional de la CIRT.
Arturo Escobar, Gustavo Madero, César Camacho y Jesús Zambrano en la Semana Nacional de la CIRT. (Jorge Carballo)

México

César Camacho, dirigente nacional del PRI, afirmó que el Pacto por México, tiene vigencia hasta el segundo semestre de 2014.

Tras concluir la ceremonia del 50 aniversario del Comité Ejecutivo Nacional de su partido, dijo que el plazo se fijó en esa fecha para cumplir con los 95 compromisos que adquirieron los firmantes.

"El Pacto ha demostrado su fortaleza institucional y además tiene también una fecha de caducidad: el segundo semestre de 2014. Es el plazo que nos hemos puesto en el propio Pacto para completar los 95 compromisos de ese documento firmado el 2 de diciembre de 2012. De suerte que cuando cumplamos con ello, seguramente nos volveremos a sentar para ver qué sigue", explicó.

Destacó el trabajo realizado por Gustavo Madero y Jesús Zambrano, sus homólogos de PAN y PRD, respectivamente, pues aseguró que han sido buenos interlocutores sin banderas partidarias y capaces de construir acuerdos.

Camacho confió en que la renovación de las dirigencias de esos partidos signifique seguir trabajando en conjunto. "Respetamos la vida interna de los partidos, solo hacemos votos de que sus nuevas dirigencias puedan llevar a cabo una labor importante al interior de su partido y que puedan ser capaces de mantener esa actitud pactista que tanto bien ha hecho a los mexicanos", subrayó.

Luego, al participar en la presentación del libro "Francisco Eppens: revolución, nación, modernidad", Camacho aseguró que 2013 significa el año clave del sexenio de Enrique Peña Nieto para iniciar la transformación de México.

"Con la colaboración responsable de los políticos de México y el elocuente y productivo diálogo con el Congreso de la Unión —donde se han distinguido los diputados y senadores priistas— se están sentando las bases para los siguientes cinco años de una administración pública transparente y abierta a la participación social de un gobierno de buenos resultados, de un poder público sometido a la ley, dispuesto a ejercerla y hacerla respetar", sostuvo.

Por otra parte, entrevistado al participar en la 55 Semana Nacional de la Radio y la Televisión, el líder priista consideró que ya están identificados los bloques de legisladores que apoyan a la reforma energética.

Aunque consideró que alcanzar la unanimidad será muy difícil, señaló que su partido va por el mayor número de votos posible para aprobar la reforma constitucional en la materia.

Adelantó que los partidos acordaron mantener a los 32 institutos estatales y tribunales electorales del país, así como la reelección, hasta en una ocasión, de los diputados locales y federales y los alcaldes.

"Queremos no solo votos, sino convicciones; queremos gente comprometida con la reforma porque será primero constitucional en el caso de prosperar esta propuesta y después una larga, prolija y compleja reforma a la legislación reglamentaria", afirmó.

Detalló que las autoridades locales en materia electoral ya no serán nombradas por el Congreso estatal, sino por el Consejo General del Instituto Nacional de Elecciones, mientras los tribunales se mantendrán y las salas regionales del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación fungirán como segunda instancia.

Sin el retrovisor

César Camacho afirmó que el PRI celebra el 103 aniversario de la Revolución con el objetivo de trabajar por el futuro de México sin "mirar por el retrovisor".

"Inspirados en la doctrina de la Revolución y en la Constitución del 17 como proyecto programático, el PRI ha renovado dos de los valores derivados de la Revolución: la democracia y la justicia social", destacó.

Mencionó que tras 84 años de vida institucional, su partido trabajará para estar a la altura de los retos. "Tiene un rico y fecundo pasado pero lo más importante es el porvenir", apuntó.