Pactan tregua Zavala y Doger para buscar la gubernatura

Los diputados federales del PRI sostuvieron un encuentro en el que urgieron a la renovación de la dirigencia estatal

Puebla

Los diputados federales del PRI Javier López Zavala y Enrique Doger Guerrero hicieron un pacto de unidad y no agresión al reconocer que ambos buscarán nuevamente la candidatura a la gubernatura, por lo que dejaron atrás los enfrentamientos del 2010.

Ambos urgieron al Comité Ejecutivo Nacional (CEN) priísta a renovar la dirigencia estatal, ante la proximidad de las elecciones en las juntas auxiliares de la entidad y toda vez que se requiere que el líder priísta se encuentre de tiempo completo al frente del partido.

"El diputado Enrique Doger y yo aparte de ser amigos somos compañeros en la Cámara, hoy decidimos platicar de lo que sucede en nuestro partido, ya es tiempo de que se hagan los cambios para que quien llegue trabaje las 24 horas para el partido y recuperar los espacios perdidos", subrayó López Zavala.

El ex candidato al gobierno del estado subrayó que se requiere que el próximo dirigente sea incluyente, que conozca al estado y a los grupos en el PRI, a pesar de las diferencias entre cada uno, añadió.

El ex secretario de Desarrollo Social en el sexenio de Mario Marín Torres dio a conocer que en el proceso interno del 2010 buscó que Doger Guerrero fuera el candidato del PRI a la presidencia municipal, en lugar de Mario Montero Serrano, sin embargo "alguien lo impidió", dijo.

López Zavala indicó que la renovación de la dirigencia estatal no debe aplazarse hasta el mes de octubre, toda vez que está en puerta la elección de las juntas auxiliares en donde su partido apoyará a candidatos a ediles auxiliares, con miras a recuperar espacios para próximos procesos electorales de la entidad.

"Creo que es legítima la aspiración, tengo una estructura, sigo recorriendo el estado, nunca he dejado de lado este propósito que no es personal, sino de seguir sirviendo a Puebla, tengo una estructura que trabaja todos los días. Estos más vivo que nunca", expresó por.

Por su parte, Enrique Doger aseguró que existe disposición para buscar la unidad del partido, además de que es urgente que se lleve a cabo la elección del sustituto de Pablo Fernández del Campo.

"Quien llegue a la dirigencia tiene que ser alguien que se dedique a trabajar 24 horas por el partido, que en este momento no tenga aspiraciones políticas porque eso contaminaría y dañaría la unidad del partido", indicó.

El ex presidente municipal de Puebla sentenció que Pablo Fernández del Campo tiene ya una responsabilidad como diputado local, por lo que sería mejor que "se dedique a ser diputado de la tremenda bancada de ocho que tiene y a dirigir con su faro de luz lo que pasa en el Congreso del Estado", ironizó.

Doger Guerrero reconoció que aspirará nuevamente a buscar la candidatura del PRI a la gubernatura en las elecciones del 2018, toda vez que cuenta con el respaldo y la estructura necesaria.

"Él señaló que la posibilidad de que yo fuera en su momento candidato a presidente municipal, yo había aceptado pero hubo un personaje que no mencionamos que lo impidió, pero desafortunadamente ahí están los resultados, pero para el futuro hay la posibilidad de hacer alianzas", indicó.

Luego de que Valentín Meneses enfatizó que Mario Marín podría regresar a la vida política del PRI, Enrique Doger indicó que el tema "es muy llevado y traído" pues "Marín ya tuvo su oportunidad, fue gobernador y tiene algunos seguidores pero ya no puede ser gobernador, como militante podrá hacerlo, pero si se postula a algún cargo no ganaría ni una junta auxiliar ni de su pueblo", dijo.