Pablo Gómez debe ser presidente del PRD: Barbosa

El senador dijo que “el país necesita una voz fuerte de izquierda en todos los temas. Ya no podemos continuar como un izquierda que sólo se mira al espejo y se consume en sus conflictos internos”.
Miguel Barbosa, coordinador de la bancada del PRD en el Senado, dijo que presentará una iniciativa para garantizar el matrimonio igualitario, idéntica a la propuesta del presidente Enrique Peña Nieto.
Miguel Barbosa, coordinador de la bancada del PRD en el Senado de la República. (Especial )

Ciudad de México

El coordinador del PRD en el Senado, Miguel Barbosa, dijo que el próximo presidente de su partido, que sustituirá a Agustín Basave, deberá contar con un rostro inconfundible y cuadros que no sucumban la lógica de las corrientes como Pablo Gómez.

En rueda de prensa, comentó que “no podemos continuar con una izquierda que sólo se mira al espejo y se consume en sus conflictos. Pablo Gómez debe ser presidente del PRD. Un fundador del partido, un personaje con trayectoria, un cuadro que conozca a fondo los entretelones de nuestra organización, que no sucumba a la lógica de corrientes, que pueda debatir con las otras fuerzas y personajes políticos, que pueda comunicar a la sociedad nuestro programa y que acentúe el perfil opositor de izquierda del PRD”.

Recordó que el PRD  elegirá este fin de semana un presidente intrauterino, “el país necesita una voz fuerte de izquierda en todos los temas de la agenda nacional e internacional. Ya no podemos continuar como un izquierda que sólo se  mira al espejo y se consume en sus conflictos internos”.

Indicó que su partido se debe hacer escuchar ante el gobierno, que contraste con otros partidos y que marque la diferencia con las otras izquierdas del país.

“Pablo Gómez debe ser presidente del PRD, porque necesitamos un partido en el cual la política de alianzas para las elecciones de 2017 y 2018, se construya y decida en el seno del partido. Se puede abrir un debate sobre qué le conviene más al partido, pero lo importante es que seamos los perredistas los que decidamos sobre nuestras alianzas, las cuales no deben ser con el PAN o con la derecha. Cerremos la puerta de manera definitiva a esa planteamiento, a ese planteamiento que provocaría y ha provocado la disminución y la extinción de nuestro partido”, expresó.

Mencionó que ante los resultados electorales del pasado 5 de junio pasado, el PRD requiere reagrupar su voto duro, tender puentes con las fuerzas progresistas y de izquierda, recuperar su perfil opositor al gobierno y, “cerrar la puerta a las alianzas con la derecha y el PAN”.

Por ello, consideró que con la presidencia de Pablo Gómez se abriría la puerta para que las corrientes  dejaran de dominar la vida partidaria, que son una de las causas principales de la situación por la cual atraviesa nuestro partido.

Este fin de semana, el Consejo Nacional del PRD tiene la oportunidad de separarse del modelo de corrientes y retomar el camino, como un partido con un proyecto nacional útil para el pueblo de México.