Marcha PT por el centro; buscan conservar registro

Militantes y simpatizantes del Partido del Trabajo de Nuevo León exigen un conteo de votos, asegurando que el INE les ha 'perdido' más de 37 mil, con tal de sacarlos de la jugada.

Monterrey

Más de cinco mil militantes y simpatizantes del Partido del Trabajo tomaron las calles del primer cuadro de la ciudad para exigir al Instituto Nacional Electoral les regresen los 37 mil votos que les "hicieron perdidizos", y con los cuales pueden conservar sobradamente su registro a nivel nacional.

Encabezados por la dirigente nacional, María Guadalupe Rodríguez Martínez, el contingente avanzó desde la explanada de Colegio Civil hasta las instalaciones de la Junta Local el INE, frente a la plaza La Purísima.

"Cuenten bien, cuente bien, voto por voto para el PT", "INE escucha, el pueblo está en la lucha", son algunas de las consignas que gritaban los integrantes de la marcha, además de acusar al organismo electoral de "ratero".

El grupo, en el que se encontraban integrantes de las organizaciones de comerciantes y músicos, además de alumnos y maestros de la Universidad Emiliano Zapata, avanzó por la avenida Juárez de norte a sur hasta Ocampo, en donde los conflictos viales no se hicieron esperar, debido al retraso de al menos una hora con el que comenzaron el camino.

Afuera de la Junta Local del INE, en un templete, personajes del Consejo Político como Pedro Bernal, Zeferino Juárez Mata y el ex candidato a la gubernatura, Asael Sepúlveda Martínez, señalaron las serias inconsistencias encontradas en una gran cantidad de casillas.

Formaron una comitiva y dejaron un oficio en las instalaciones electorales, en las que fueron recibidos por David Cueva, secretario Vocal de la Junta, en medio de gritos y tropiezos de personas que querían entrar al edificio.

La dirigente nacional, María Guadalupe Rodríguez de Anaya, señaló que esta es una de las primeras acciones que su partido emprenderá para la defensa de los resultados del 7 de junio, los cuales, señalan, fueron extrañamente manipulados el día 9, cuando se retomó el conteo oficial.