PT y Humanista están amarrados económicamente

De acuerdo con el Reglamento para la Liquidación y Destino de los Bienes de los Partidos Políticos Nacionales, el INE debe retener y valuar los recursos de los partidos que pueden perder el registro.
PT y Partido Humanista no pueden gastar sus recursos como el resto de los partidos por estar a punto de perder el registro.
PT y Partido Humanista no pueden gastar sus recursos como el resto de los partidos por estar a punto de perder el registro. (Especial )

Ciudad de México

El PT y el Partido Humanista no pueden gastar sus recursos como el resto de los partidos en este momento por estar a punto de perder el registro, deben pedir permiso al interventor designado por el INE para evitar que existan desvíos.

De acuerdo a los cómputos distritales ninguno de los dos alcanza el porcentaje de votos necesarios para conservar el registro.

Esta semana inició el periodo de prevención para verificar y resguardar los activos de los partidos que pueden perder el registro.

Los dirigentes, candidatos, administradores y representantes legales del partido deben suspender pagos de obligaciones vencidas con anterioridad; abstenerse de ceder activos del partido político; y abstenerse de realizar transferencias de recursos o valores a favor de sus dirigentes, militantes, simpatizantes o cualquier otro tercero.

Para verificar el cumplimiento de estas obligaciones y realizar el proceso de liquidación de los partidos que pueden perder el registro, el INE nombró a un interventor.

El interventor es el encargado de autorizar al partido aquellas operaciones que sean indispensables para su sostenimiento ordinario.

Así, ninguno de los dos partidos, dirigentes o miembros, podrá quedarse con recursos, edificios, oficinas, vehículos o cualquier recurso que les pertenecía.

En el Reglamento para la Liquidación y Destino de los Bienes de los Partidos Políticos Nacionales se especifica que en este periodo el Instituto Nacional Electoral es el encargado de administrar las cuentas, recursos, valuar bienes muebles e inmuebles, para determinar el total de los activos, resguardarlos y en caso de confirmarse el retiro del registro proceder al pago de obligaciones que pudiera quedarse el partido.

De confirmarse la pérdida de registro de los partidos, se quedarán sin un solo peso, oficinas, mobiliario y hasta los vehículos que utilizan actualmente.

Hasta que no se confirme que el partido perdió el registro no podrán venderse, donarse, ni utilizarse los bienes del partido.

Una vez confirmada la pérdida de registro, el partido político deberá cancelar las cuentas bancarias que venía utilizando y concentrar todo en una sola, que será utilizada para realizar la liquidación.

El interventor deberá liquidar todos los bienes y pagar los adeudos del partido político. Primero debe pagar a los trabajadores del partido político lo que corresponda; después debe pagar los impuestos pendientes; posteriormente pagará las sanciones que se le hayan impuesto al partido; y si quedan recursos, se pagarán las deudas que tenga el partido.

En caso de que sobre dinero el interventor dará cheques al Instituto Nacional Electoral para que los transfiera a la Tesorería de la Federación.

Si queda alguna propiedad, el interventor la transferirá al INE para que a su vez la transfiera al Servicio de Administración y Enajenación de bienes (SAE) para que determine que conviene hacer con ellos, entre las alternativas estará su venta a través de subasta.

Las funciones del interventor

Realizará un inventario de los bienes del partido político y la relación de las cuentas por pagar.

Será el encargado de presentar los informes financieros que el partido debía presentar.

Pagará las sanciones que le hayan impuesto al partido antes de perder el registro y durante la vigencia del registro como partido político.

En caso de no perder el registro

Si una vez resueltos los medios de impugnación presentados por el partido político en contra de la pérdida o cancelación de registro se acredita que el partido conserva el registro podrá reanudar sus operaciones habituales respecto de la administración y manejo de su patrimonio.

El interventor rendirá un informe al responsable de las finanzas del partido político, sobre el estado financiero y de las operaciones que se hicieron en el periodo de prevención.