PRI se guarda resultados de pruebas de confianza a candidatos

El partido podría sustituir a aquellos candidatos en cuyas pruebas se encuentren elementos que significaran una dudosa reputación, afirmó el director jurídico del PRI, Sadot Sánchez.
En conferencia de prensa, Sadot Sánchez Carreño y Alfonso Camacho exponen sobre exámenes toxicológicos y de confianza a candidatos.
En conferencia de prensa, Sadot Sánchez Carreño y Alfonso Camacho exponen sobre exámenes toxicológicos y de confianza a candidatos. (Twitter: @PRI_Nacional)

Ciudad de México

El PRI inició la aplicación de pruebas toxicológicas, psicométricas y test del engaño a sus candidatos a diputados federales y responderá por la probidad de quienes resulten electos.

Así lo aseguró el director jurídico del partido, Sadot Sánchez Carreño, quien, sin embargo, aclaró que en caso de enfrentar algún tipo de responsabilidad por algún delito los candidatos lo harán de manera individual.

Aunque el PRI convocó a una conferencia de prensa para anunciar los resultados de las pruebas aplicadas a sus dirigentes nacionales y también a los candidatos a diputados federales por la vía plurinominal, Sánchez Carreño aclaró que los resultados no serán públicos, pero aseguró que en caso de que de los exámenes se desprenda alguna sospecha, se procederá incluso a la sustitución de los postulados.

Informó que esta semana, cuando iniciaron las pruebas a sus candidatos, se aplicaron 67 exámenes y que la intención es revisar a más de 600 personas "el partido no solamente busca con estas pruebas que los candidatos cumplen los requisitos estatutarios, sino también aquellos que permiten presentar las mejores biografías para los cargos de representación popular.

"De ninguna forma el partido presentará aquellas candidaturas que habiéndolas registrado y aparecieran elementos que significaran una dudosa reputación u honestidad, tomará las medidas oportunas para en su caso y si se requiere, decidir la sustitución respectiva en aquellos casos que se considere que existe la conveniencia para garantizar sobre todo que tengamos en nuestra Cámara, al menos de parte del grupo parlamentario, una Cámara que sea de integrantes presentables ante la opinión pública y sobre todo ante la ciudadanía a la que van a representar", dijo Sánchez Carreño.

Informó que además, una vez electos, el partido les solicitará a sus próximos representantes populares presentar sus declaraciones patrimonial, fiscal y de interés.

"Con estas pruebas, el PRI se hará cargo de responder por quienes se presenten el día 7 de junio y quienes tomen posesión al iniciarse la próxima Legislatura", agregó.

Consideró que ello permitirá al PRI garantizar la probidad, pero también "el PRI tendrá que asumir que la responsabilidad de la actuación de cada uno de los representantes es personal y que de eso también tendrán que responder en lo individual quienes por alguna razón incurran irregularidades o en situaciones ilícitas".