PRI perderá capacidad de gestión

Ricardo Benavente, presidente de Movimiento Territorial del partido, aseguró que la derrota en las casillas es responsabilidad de todos, por lo que tendrán que trabajar para acercarse a la gente.
El presidente de Movimiento Territorial, Ricardo Benavente, aseguró que el PRI perderá capacidad de gestión.
El presidente de Movimiento Territorial, Ricardo Benavente, aseguró que el PRI perderá capacidad de gestión. (Manuel Guadarrama)

Durango, Durango

El presidente de Movimiento Territorial, organización de Partido Revolucionario Institucional, Ricardo Benavente, aseguró que ahora que su partido no es gobierno, bajará de manera sensible la capacidad de gestión.

"Como parte de una organización de un partido, tenemos la responsabilidad de tocar las puertas".

Indicó que esto no debe de mermar la disposición a ayudar a la gente que lo requiera, ya que el partido es cercano a la gente.

"A final de cuentas, las dependencias son públicas y habremos de hacer valer ese derecho de llegar y tocar puertas y gestionar. A lo mejor se complica un poco, pero el partido sabe y tiene la capacidad".

Sobre el proceso que guarda en estos momentos el Revolucionario Institucional, dijo que se encuentra en un momento de reflexión, para saber qué es lo que se debe de cambiar para mejorar.

Sobre la renuncia de Manlio Fabio Beltrones a la presidencia del Revolucionario Institucional, indicó que la responsabilidad fue de cada uno de los priístas en el país, la derrota se debe de asumir de la misma manera, como de un sistema que falló.

"Seguramente. Él lo mencionó y asume su responsabilidad. No creo que sea culpa de la dirigencia nacional. Todos tomamos parte en los resultados, buenos o malos".

"En este momento el partido necesita reestructurarse. Un análisis muy minucioso, porque el PRI sigue siendo grande, una fuerza nacional, pero hay que reconocer en lo que ha fallado".

Dio a conocer que el mensaje ciudadano fue claro, que se debe de mantener con trabajo que traiga un beneficio tangible para la gente, de lo contrario, cambiará de opción de gobierno.

"En este momento el partido necesita reestructurarse. Un análisis muy minucioso, porque el PRI sigue siendo grande, una fuerza nacional".

"La sociedad no se equivoca, demostró que cuando se une, vence. Eso es lo que se necesita, acercarse a la gente. Porque ahora la sociedad asume el poder y le viene bien a Durango que la democracia sea tan efectiva. Pero la responsabilidad del partido es asumir las fallas".

Por lo que respecta a la nueva dirigencia Estatal, dijo que no se cuenta con alguna instrucción para la renovación, pero el cambio requiere de darse para acercarse a la población.