PRI sugiere aumento gradual de impuesto a casinos

Busca implementarlo de 2 por ciento en 2 por ciento desde 2017 a 2021, con la intención de "no afectar" a nadie.
Se busca cobrar una cantidad de 400 pesos al mes por derecho de cada máquina de juego.
Se busca cobrar una cantidad de 400 pesos al mes por derecho de cada máquina de juego. (Ricardo Alanís y Eduardo Mendieta)

Monterrey

Luego de afirmar que sostuvo diversas pláticas con Miguel Ángel Ochoa, presidente de la Asociación de la Industria del Entretenimiento y Juego de Apuesta en México (AIEJA), el coordinador de la bancada del PRI, Marco Antonio González Valdez, manifestó que propondrá un impuesto gradual a los casinos para evitar amparos.

En rueda de prensa, el legislador tricolor dijo estar de acuerdo en que sea un 10 por ciento el gravamen, pero busca implementarlo de 2 por ciento en 2 por ciento desde 2017 a 2021, con la intención de "no afectar" a nadie.

"La gradualidad se está pensando en 2 por ciento, arrancaríamos en un 2 por ciento y cada año se aumenta en un 2 por ciento, al final del sexenio de Jaime ya estaría el 10 por ciento", expuso.

Agregó que también se busca cobrar una cantidad de 400 pesos al mes por derecho de cada máquina de juego. Para que haya una recaudación efectiva y sin convenios de por medio, González Valdez comentó que pretenden blindar en la ley el uso de un software de la Secretaría de Hacienda sin que haya intermediarios.

Mencionó que sin los convenios el Estado podría recaudar también 6 por ciento del IEPS, que serían unos 120 millones de pesos; así como un 6 por ciento de premios, aproximadamente 220 millones de pesos.

El priista comentó que aún no hay un consenso con los coordinadores;mientras que el diputado Eugenio Montiel Amoroso dijo desconocer esta iniciativa de su líder.

A su vez, Myrna Grimaldo, presidenta de la Comisión de Presupuesto, expuso que la iniciativa del coordinador del PRI está hecha al cuarto para las 12.

"Definitivamente nunca se planteó (en el análisis); hemos trabajado cinco semanas consecutivas en estos temas, se platicó con el Ejecutivo, las bancadas, con los miembros de la Comisión y seguimos en la misma ruta", aseguró.

Además, afirmó que el cobro de derechos por las maquinitas, como lo plantea el PRI, sería inconstitucional. Agregó que si se queda el 2 por ciento, se afectaría el desglose que ya se tiene sobre el Presupuesto.

"Estaríamos quitándole 800 millones de pesos aproximadamente (al Estado)", dijo. Por su parte, Samuel García Sepúlveda, coordinador de Movimiento Ciudadano, se inconformó con la propuesta de Marco González y dejó entrever que confirmaba su sospecha de posibles moches.

"Me resulta un absurdo poner una gradualidad en un impuesto al consumo. Los impuestos al consumo nunca son graduales, revisen IEPS, IVA", refirió.