PRI: la reforma hacendaria “despetroliza” las finanzas

Camacho Quiroz la califica de “patriota”. “Debido a la gran cantidad de vertientes y adiciones a las leyes existentes, resulta complicado dejar satisfechos a todos”, admite.
El presidente nacional del tricolor.
El presidente nacional del tricolor. (Javier Ríos)

México

El presidente nacional del PRI, César Camacho Quiroz, aseguró que la reforma fiscal aprobada este viernes por la Cámara de Diputados “despetroliza las finanzas del país”, pese a la complejidad que supone las modificaciones para cumplir con las exigencias actuales.

“Con esta reforma se despetrolizan las finanzas y está pendiente acometer de manera mucho más fuerte el régimen fiscal de Pemex que, seguramente, irá de la mano con la discusión de la reforma energética. Es una buena reforma, de hondo calado e insisto en su carácter social”, puntualizó.

En ese sentido, calificó de “patriota” el proyecto fiscal impulsado por el presidente Enrique Peña Nieto, el cual, aseguró, permitirá dotar de mayores recursos a las apretadas finanzas que actualmente tiene el país.

Camacho reconoció que ante la gran cantidad de vertientes, reformas y adiciones a leyes existentes, resulta complicado dejar satisfechos a todos, por lo que reconoció el trabajo de los legisladores de todos los partidos, especialmente de los priistas ante la gran cantidad de propuestas, planteamientos y por la capacidad para escuchar y hacer adecuaciones y ajustes a la iniciativa presidencial.

Sin embargo, aseguró que ante la reciente creación de nuevos impuestos, el PRI buscará alcanzar el principio de equidad y proporcionalidad entre los ciudadanos y, sobre todo, garantizar un gasto eficiente de los recursos públicos.

“El PRI, en apego a sus principios éticos y republicanos, buscará que nuestros militantes convertidos en autoridades se apeguen al comportamiento que la ley marca y observen los criterios nobles que establecen nuestros documentos básicos.

“Esto espera la gente que va a pagar impuestos, un gasto responsable, racional, así como la transparencia y rendición de cuentas en la aplicación de los recursos que son de todos”, explicó.

En cuanto a la reforma político-electoral, afirmó que ya hay un consenso entre las fuerzas políticas para la creación del Instituto Nacional Electoral (INE), aunque admitió que será difícil para el PRI procesar los acuerdos con los gobernadores, “pero ya hay un compromiso”.

“Hay consenso respecto de que va. Hay un reto enorme en su diseño. Y, por lo pronto, lo que hemos decidido es que el cambio constitucional marque grandes trazos del instituto y, seguramente, será la legislación secundaria la que detalle”, puntualizó.

Pese a ello y ante la cercanía de la salida de los consejeros electorales, además del inicio de procesos electorales locales, Camacho rechazó una posible aprobación fast track de la reforma, al asegurar que habrá un procesamiento correcto y dentro de la ley, pero honrando los compromisos políticos.

Destaca fuerza de pacto

El líder nacional del PRI aseguró que habrá un segundo capítulo del Pacto por México, una vez que se cumplan los 106 compromisos que asumieron los principales partidos del país.

Luego de participar en los primeros cursos de la Escuela Nacional de Cuadros del tricolor, Camacho dijo que a pesar de los anuncios de caducidad y las dificultades que se puedan presentar en el Pacto, éste siempre surge con mucho más fuerza, bien encauzado y eficaz.

“El Pacto tiene, en principio, 95 compromisos que honrar y 11 adicionales. Vamos a terminar con esos 106 y, cuando acabemos, seguramente nos volveremos a sentar y quizá haya un capítulo segundo en la historia del Pacto, ya que cada vez que remonta un obstáculo, el acuerdo surge mucho más fuerte”, puntualizó.

Camacho consideró que sin importar la posición interna de los otros partidos respecto al Pacto o si éste concluirá con sus actuales dirigencias, el PRI está resuelto a honrar todos los compromisos que se han asumido.