El PRI es un partido de legalidad, afirma Ricardo Crespo

Señala que esperarán el desafuero del funcionario para determinar su situación.
El presidente del CDE tricolor, Ricardo Crespo Arroyo.
El presidente del CDE tricolor, Ricardo Crespo Arroyo. (Arturo González)

Pachuca

El presidente estatal del PRI, Ricardo Crespo Arroyo, señaló que el presidente municipal de Tepehuacán de Guerrero, Hilario Mendoza Benito, deberá hacerse responsable de sus actos tras golpear a su esposa.

Esto, a dos semanas de que el Congreso del estado dictamine si se le quita el desafuero o no, para enfrentar los cargos de lesiones interpuestos por la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH).

"Este es un partido de la legalidad, que el tema se atienda en las justas dimensiones de las autoridades competentes, en este caso deberá de acudir y hacerse responsable de sus actos el presidente municipal", sostuvo Crespo Arroyo.

En entrevista, mencionó que en su momento el Revolucionario Institucional procederá como corresponda a través de la Comisión de Justicia Partidaria, es decir, iniciará en su contra un proceso estatutario.

"Se dará por enterado para que inicie un proceso estatutario al interior del partido", dijo.

Sin embargo, el dirigente estatal evitó precisar si este proceso será de expulsión en contra del edil priista.

"No me puedo adelantar, debo ser respetuoso del trabajo de la propia Comisión", agregó.

Pese a ello, Ricardo Crespo dejó en claro que el partido no tolerará "nunca" un acto de este tipo.

Será en el transcurso de esta semana cuando concluyan los seis días que tiene la Comisión Instructora del Congreso del estado para mostrar el expediente tanto a la parte acusadora, la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo, como al presidente municipal.

De acuerdo con el presidente de la Comisión, Humberto Alejandro Lugo Guerrero, una vez que ambas partes hayan observado el expediente integrado por la legislatura local, los diputados tendrán un periodo de diez días para analizar si se desafuera o no al edil y subir el dictamen al Pleno para la votación de los legisladores.

Lugo Guerrero consideró que será entre la primera y segunda semana de abril cuando se presente el dictamen y se vote desde el Pleno.

Ante la percepción de la ciudadanía de que el proceso de desafuero va lento, el diputado aseguró que el asunto se ha llevado conforme al procedimiento que marca la ley, "y esos son los plazos que están marcando la ley entonces por eso parece que es esa percepción, pero estamos en tiempo dentro de lo que está marcado".

Por su parte, el presidente estatal del PRD, Arturo Sánchez Jiménez, consideró que el Congreso del estado debe poner el ejemplo y sancionar al presidente municipal de Tepehuacán de Guerrero.

"Ya tenemos más de tres meses y no sabemos qué vaya a ocurrir. A mí me da la impresión que están protegiendo a este señor", dijo.

Ante ello, el dirigente estatal exigió que se castigue al presidente municipal, Hilario Mendoza.

El dirigente consideró que hasta este momento "no se ha puesto el remedio, ni el castigo que se requiere este caso, no sabemos qué es lo que vaya a pasar".

Fue en diciembre del 2013 cuando se dio a conocer que el presidente municipal había golpeado a su esposa, Virginia Ortiz Monroy.