"El PRI debe intervenir en conflicto de Zacualtipán"

El diputado Miguel Ángel Romero dice que Ricardo Crespo tiene la autoridad para hacerlo.
Miguel Ángel Romero Olivares.
Miguel Ángel Romero Olivares. (Archivo)

Pachuca

El presidente de la Comisión de Gobernación del Congreso del estado, Miguel Ángel Romero Olivares, consideró que el presidente estatal del PRI, Ricardo Crespo Arroyo, debe intervenir en el conflicto que tienen los regidores priistas de Zacualtipán con el tesorero municipal.

"Es una autoridad dentro del partido (Ricardo Crespo), hay diálogo, tenemos que buscar flexibilidad en ambas partes", aseveró.

Comentó que el dirigente estatal del PRI no haría mal en intervenir en el caso, "si lo hace con los regidores de nuestro partido con autoridad moral en la dirigencia que busquemos resolver los problemas".

Romero Olivares dijo desconocer hasta el momento si el Revolucionario Institucional llamó ya a los regidores para mediar en el conflicto.

Recordó que la Asamblea municipal de Zacualtipán acordó pedir la remoción del tesorero, Ricardo Olivares Cabrera, argumentado actitudes que no son prudentes en el actuar de este funcionario.

"Este es un tema que está en manos del presidente municipal, ya lo están platicando. Yo ya platiqué tanto con la Asamblea como con el presidente municipal, con todos, pidiéndoles mesura y flexibilidad, con el afán de que este tipo de acciones no perjudiquen el desarrollo de este municipio que tiene muchas carencias", dijo.

El legislador priista confió que en los siguientes días este conflicto llegue a su fin en el municipio de Zacualtipán, el cual gobierna Julio César Hernández Jiménez.

"Yo exhorto a las dos partes, que quien tiene que tener la solución es el Ejecutivo municipal, de poder seguir cabildeando con los regidores para llegar al mejor acuerdo que le beneficie al municipio, yo estoy seguro que en los próximos días podrá resolverse este asunto", dijo.

El diputado local subrayó que el resolver el problema está dentro del propio Ayuntamiento y no en el Congreso del estado.

"Nosotros no podemos ir a dar alguna instrucción, sino invitarlos únicamente a la reflexión del diálogo de anteponer los intereses personales, de grupo, de partido, para poder resolver un problema que hasta hoy no ha afectado a la ciudadanía", agregó.

Los regidores acusan al tesorero de malos tratos y una actitud prepotente al interior del Ayuntamiento.