PRI en contra de ampliar horario de venta de alcohol

El dirigente del partido Eduardo Bailey exigió a la alcaldesa de Monterrey explique los motivos por los cuales está impulsando esta medida.
El municipio de Monterrey someterá a consulta su decisión sobre ampliar o no el horario de venta de alcohol.
(Carlos Rangel)

Monterrey

El líder del PRI en la entidad, Eduardo Bailey Elizondo, advirtió que regidores y legisladores de ese instituto político se rebelarán en contra de la ampliación del horario de venta de alcohol.

Señaló que le exigen a la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes, la más interesada en ampliar una hora más la venta de alcohol, el motivo por el cual está impulsando esta medida con las implicaciones que se generarán.

"A ver, le solicito a la alcaldesa que nos aclare quién le sugirió o tal vez ordenó para llevar a cabo la consulta pública el tema de ampliar los horarios en la venta de medida", precisó.

Agregó Bailey Elizondo que se abren dos interrogantes en torno a consultar a la ciudadanía cerrar más tarde los negocios con giro de alcohol: "¿Los antreros o los cacineros?", pregunta.

"Porque es evidente que oficiosamente a la alcaldesa se le ocurre abrir a consulta la ampliación de los horarios con los graves problemas de la inseguridad que esto genera", apuntó.

El líder priista sentenció que es una aberración que se pretenda estas políticas públicas utilizando el sistema de consulta a la población.

"Nuestra oposición es porque cerrar más tarde provocará la generación de más inseguridad en perjuicio de la población", subrayó.

Eduardo Bailey Elizondo expresó que es de dudarse que la petición de llevar a consulta popular haya sido la sociedad, las organizaciones civiles, ni alguna agrupación que representa los intereses de la población.

El líder priista afirmó que de no tener respuesta de la alcaldesa o su vocera la secretaria del Ayuntamiento, Sandra Pámanes, tendrán que insistir por las instancias legales que se evite el proyecto de la alcaldesa de darles a los antreros una hora más para el cierre y la venta de las bebidas embriagantes.