Las bases del PRI en NL están fracturadas, dicen los militantes

El motivo de esta situación, es la pérdida de la gubernatura y posteriormente el impacto por la derrota en siete de las nueve entidades donde hubo elecciones el pasado 5 de julio.

Monterrey

El PRI de Nuevo León atraviesa por una severa crisis económica y política.

El motivo de esta situación, es la pérdida de la gubernatura y posteriormente el impacto por la derrota en siete de las nueve entidades donde hubo elecciones el pasado 5 de julio, situación que generó la renuncia del dirigente nacional de ese instituto político, Manlio Fabio Beltrones.

Estos son los comentarios de la mayoría de militantes y hasta integrantes de la dirigencia priista en Nuevo León en donde la pregunta que todos se hacen es: "¿Qué sigue?".

La directiva estatal que encabeza César Cavazos a quien dio posesión en un acto multitudinario precisamente el ex dirigente nacional está prácticamente fracturada.

Para empezar, el propio líder estatal el primer día de funciones informó a todos los colaboradores del partido tricolor que habría un recorte por la falta de recursos.

Mostrándoles los diez dedos de ambas manos les mencionó: "Miren de este tamaño está el gasto que tenemos que enfrentar".

Posteriormente, con tres de los de una sola mano, gráficamente advirtió: "Y con esto es con lo que contamos".

Y prepárense, continuó en su primer mensaje al personal y colaboradores, pues anticipó que habría reajuste, de personal y prescindiría de algunos secretarios.

El primero en presentar su renuncia irrevocable fue el secretario de Organización, Rafael Zarazúa, a quien se intentó detener, pero se negó y ni un día más ocupó ese cargo.

A dos semanas y en la primera quincena se empezaron a sentir los efectos de la crisis, pues los secretarios que cobraron solamente la mitad de lo que recibían durante el tiempo que tenían.

Posteriormente se separó de sus cargos a algunos, entre ellos el secretario de elecciones, Gabriel Morfín; según lo confirmó a MILENIO Monterrey la propia dirigencia del tricolor.

A la ex titular de la Organización de Mujeres Priistas, Patricia Aguirre, no le quedó más remedio que dejar ese cargo al perder la diputación federal y en su lugar está Elisa Estrada.

La mayoría de los que heredó la dirigencia en funciones de la anterior quedaron fuera y ahora con los escenarios en la dirigencia nacional la mayoría, empezando por líderes y secretarios se preguntan "¿Qué irá a pasar?".