PRD está a favor de despenalizar la mariguana

La dirigencia nacional de ese partido llamó a las demás fuerzas políticas a construir una alternativa al modelo prohibicionista y que garantice el respeto a los derechos humanos.
El cultivo de la mariguana en nuestro país está prohibido.
El cultivo de la mariguana en México está prohibido. (Shutterstock)

Ciudad de México

El PRD sostuvo que la despenalización del uso de la mariguana allanaría el camino para un nueva política de drogas en México y dejaría sin sustento jurídico el prohibicionismo que "no ha logrado reducir la producción, tráfico y consumo de drogas ilegales".

La dirección nacional perredista se manifestó a favor de la despenalización del uso de la mariguana con fines recreativos, proyecto que se discutirá este miércoles en la Suprema Corte de Justicia y llamó al resto de las fuerzas políticas a construir una alternativa al modelo prohibicionista que garantice el respeto a los derechos humanos.

Tras anunciar una movilización mañana frente a la Corte, el PRD, destacó que el proyecto del Ministro Arturo Zaldivar reconoce el derecho de los quejosos a auto proveerse de mariguana, que no significa promover su consumo, pero sí hace ver la criminalización de usuarios como autoritaria e inconstitucional.

"De aprobarse el proyecto de sentencia del Ministro Zaldívar, la desastrosa estrategia de guerra contra las drogas escalada en el sexenio anterior y continuada en el actual, perdería piso jurídico y se allanaría el camino para un indispensable cambio de paradigma en la política de drogas en México".

En caso que el fallo sea favorable, el PRD apuntó que el Congreso de la Unión deberá avanzar en la regulación del cannabis y en la descriminalización de los consumidores de drogas.

En un posicionamiento, el PRD destacó que "el prohibicionismo ha sido incapaz de evitar que la producción, tráfico y consumo de drogas ilegales en México se incremente año con año, lo cual sigue beneficiando a los carteles de las drogas que basan sus inmensas ganancias en la existencia de un pujante mercado negro que carece de controles y no tiene otra finalidad que el lucro".

Agregó que los usuarios no pueden tener certeza de la calidad de lo que consumen ni de saber si la sustancia está adulterada o si contiene elementos más tóxicos. No sólo las libertades y la seguridad han padecido los contraproducentes efectos de la guerra contra las drogas, también la salud pública.

Asimismo, el PRD recalcó que no ve contradicción entre garantizar derechos y libertades con proporcionar mayor seguridad a los mexicanos y apuntó que el prohibicionismo ha generado una espiral incontenible de violencia que, según la ONU, han significado 153 mil muertes y 26 mil desaparecidos desde el 2006.

"Nuestros jóvenes nunca han corrido tanto peligro como ahora, tanto por la violencia criminal como por la represión policiaca. El terrible daño al tejido social que se ha ocasionado hace más vulnerables a las comunidades afectadas de caer en el abuso de drogas legales e ilegales".

Finalmente apuntó que los recursos que se liberen cuando se cambie el paradigma punitivo deberán usarse para promover la prevención con educación, información, campañas de concientización, así como para políticas de desarrollo social que abran opciones educativas, laborales, deportivas y culturales a los jóvenes.

También para poder atender adecuadamente en el sistema de salud a las personas que necesiten atención por su consumo problemático. "Eso sería mucho más efectivo que seguir financiando a la fallida guerra contra las drogas".