PRD y Morena frenan acuerdo en favor del voto

El pacto fue promovido por el representante de Acción Nacional ante el INE y apoyado por las otras siete fuerzas políticas con registro.
Los representantes Pablo Gómez (PRD) y Horacio Duarte (Morena) ante el Consejo General.
Los representantes Pablo Gómez (PRD) y Horacio Duarte (Morena) ante el Consejo General. (Javier García y Jorge Caballero)

México

El PRD y Morena frenaron un acuerdo entre partidos para apoyar al INE y garantizar el desarrollo de la jornada electoral del próximo 7 de junio.

Durante una sesión denominada Extraordinaria, Urgente del Consejo General del Instituto Nacional Electoral, que se llevó a cabo el pasado miércoles por la noche, uno de los puntos principales era el referente a lograr un acuerdo, impulsado por el PAN, que comprometía a los diez partidos con registro nacional a ir contra cualquier tipo de boicot o ataque a los comicios.

Se trataba de una sesión sui generis, pues casi nunca se ha dado un acuerdo de esta naturaleza entre partidos, sobre todo ajeno al tutelaje o la intervención del instituto electoral, que en esta ocasión decidió apartarse.

Tal situación generó confusión entre los representantes de los partidos acerca de los alcances de un acuerdo de esta naturaleza, sobre todo por la escasez de referencias al respecto.

Al final, la propuesta del PAN derivó en "un análisis y discusión de hechos y circunstancias que pudieran afectar el desarrollo normal de la jornada electoral del próximo 7 de junio", es decir, en una propuesta para un acuerdo "de facto" entre los partidos para dar certeza a los votantes de la jornada del próximo domingo.

El primero en tomar la palabra en esta inusual sesión fue el representante panista ante el INE, Francisco Gárate, por cierto, el responsable del llamado al pacto entre partidos, quien afirmó que se necesita de la "responsabilidad solidaria de los partidos y de los candidatos de éstos", pues estableció hoy se viven circunstancias excepcionales.

"Hoy, ciertos grupos sociales han tomado como bandera para resolver sus demandas o exigencias el boicotear e impedir mediante actos materiales y delincuenciales el desarrollo normal del proceso electoral".

El panista señaló que ante los hechos de violencia que se han registrado se hace necesario que el INE exija la colaboración de las autoridades ejecutivas de los tres órdenes de gobierno.

Pero el entorno no tardó mucho en cambiar, pues el siguiente en tomar la palabra fue Pablo Gómez, representante perredista, quien de inmediato arremetió contra el espíritu del acuerdo al poner en duda la veracidad de los atentados registrados en diversas instalaciones del INE en todo el país a lo largo de este proceso electoral.

"El consejo no ha sido informado oficialmente de recientes hechos ocurridos en sedes del instituto, no contamos con ningún informe oficial. Conocemos declaraciones de prensa hechas por autoridades del instituto, también por consejeros que no integran un cuerpo legal. Creo que esta es una anomalía, no debió haberse caído en esa omisión".

Pero Gómez no se quedó en eso, también criticó la capacidad del INE para poder llamar a las fuerzas del orden en caso de necesidad.

"El instituto no es autoridad gubernamental, es una exclusivamente electoral, la seguridad de los votantes no puede estar a cargo del instituto. No soy partidario de que el instituto asuma la función de llamar a la policía. La policía tendría que hacer lo que tenga que hacer de acuerdo con sus funciones constitucionales de prevención, por una parte y de persecución de delitos bajo la dirección del Ministerio Público.

En estos conceptos lo secundó Horacio Duarte, representante de Morena ante el INE, quien aseguró que el vandalismo electoral registrado es responsabilidad del gobierno federal por no cambiar su estrategia contra el crimen organizado.

"Enfrentar la violencia tiene que ver con factores más allá de los electorales, tiene que ver con que el gobierno federal, responsable político, jurídico del segmento principal de la violencia no modifica su estrategia del llamado combate al crimen organizado. Y no hay una modificación, porque se ha propuesto solo utilizar los medios de la fuerza, la fuerza policial para desmontar un problema que tiene que ver con factores más allá de solo la seguridad".

También acusó al INE de incapacidad para frenar la compra de votos. "Hay responsabilidad de que el INE no haya actuado para frenar al gobierno federal en este tema de la compra de voto. El INE también está entrampado en qué hacer".

Los otros siete representantes de partidos aceptaron el acuerdo con argumentos más o menos similares, todos haciendo énfasis en la necesidad de fortalecer a la institución electoral más allá de las diferencias de fondo y de forma con la finalidad única de, mediante un esfuerzo común, sacar con bien la jornada electoral.

Sin embargo, fueron dos horas de sesión infructuosas en las que más allá de un cambio de posición de los representantes de PRD y Morena se vio una radicalización de sus posiciones, a tal grado que la sesión fue rematada por Gómez, quien en forma lapidaria sentenció.

"Yo creo que puede haber muchas acciones de prevención, y las pudo haber habido. El INE no necesita esos edificios para hacer los cómputos, los cómputos se harán".

Barbosa pide aplicar la ley

En nombre del Senado, Miguel Barbosa exigió a los gobiernos federal y estatales que a través del diálogo y la aplicación de la ley se garanticen las elecciones del domingo en normalidad, y que todo acuerdo con los grupos inconformes sea transparente.

El también coordinador perredista sostuvo que no debe haber impunidad y si ya se conoce quiénes son los responsables de la violencia, se actúe.

"Quienes tienen los instrumentos de aplicación de la ley que la apliquen. Si para ello hay necesidad de usar las fuerzas del orden, primero que se agote e diálogo y luego se les llame solo para garantizar el ejercicio del voto, no para reprimir o generar violencia, pero no podemos permitir que se cancele el ejercicio del voto".

Tras la violencia observada en estados como Michoacán, Guerrero y Oaxaca, donde los maestros de la CNTE han amagado con boicotear las elecciones del domingo, el presidente del Senado defendió el derecho de los ciudadanos a votar para decidir el futuro del país, al señalar que no se debe guardar silencio ante estos hechos de violencia.

Hizo un llamado a los gobiernos federal y a los de Oaxaca, Michoacán y Guerrero a que las negociaciones y acuerdos con los grupos inconformes sean transparentes. "La sociedad tiene derecho a conocer los términos de las negociaciones con los inconformes. En un régimen democrático, cualquier negociación debe ser pública". (Angélica Mercado/México)