Consulta energética, la última carta de la izquierda

PRD y Morena, por separado, promueven la realización de una consulta popular en 2015 con la que buscan echar abajo la reforma energética y sus leyes secundarias.

Ciudad de México

El Partido de la Revolución Democrática (PRD) y el nuevo partido político Morena buscan que se realice una consulta popular para revocar la reforma energética y sus leyes secundarias aprobadas esta semana.

En septiembre el Senado recibirá dos peticiones para que se realice el cuestionamiento durante la jornada electoral federal de 2015.

Por separado, ambos partidos recibieron del presidente del Senado, Raúl Cervantes, la constancia oficial para presentar del Aviso de Intención y el formato para presentar las firmas ciudadanas que respalden la solicitud de la consulta popular.

Para presentar al Senado la solicitud para realizar una consulta popular es necesario presentar al menos 1 millón 600 mil 761 firmas en los formatos de solicitud aprobados por el Instituto Nacional Electoral (INE), que corresponde al 2 por ciento de la lista nominal de electores.

La recolección de firmas

Para recolectar las firmas, el PRD instaló "módulos de obtención de firmas" en las 28 oficinas de los comités regionales del partido en la República Mexicana, a donde los ciudadanos acuden con su credencial de elector a firmar la solicitud.

Por su parte Morena promueve que los ciudadanos descarguen el formato de su página de internet, lo impriman y llenen para entregarlo en los comités del partido en el país o los envíen por correo postal a las oficinas del Comité Ejecutivo Nacional.

En mayo pasado el PRD entregó al Senado 1.7 millones de firmas ciudadanas para solicitar la consulta y anunció que en los primero días de septiembre entregará 2 millones más.

Morena ya ha recabado 1 millón 250 mil firmas, según el dirigente nacional del partido, Martí Batres, quien dijo que antes del 15 de septiembre entregarían el total de las firmas necesarias para solicitar la consulta.

Los partidos tienen hasta el 15 de septiembre para entregar a la Cámara de Senadores las firmas necesarias, tras lo cual serán enviadas al INE para corroborar el formato y si entregaron la cantidad necesaria, según la Ley Federal de Consulta Popular.

La pregunta de la consulta popular

En el formato para la obtención de firmas ciudadanas para consultas populares hay un espacio vacío para que los partidos políticos coloquen su propuesta de pregunta que se hará a los ciudadanos.

Morena propone que la pregunta sea: "¿estás de acuerdo o no en que se otorguen contratos o concesiones a particulares, nacionales o extranjeros, para la explotación del petróleo, el gas, la refinación, la petroquímica y la industria eléctrica?"

Mientras que el PRD propone que la pregunta sea: "¿está de acuerdo en que se mantenga el decreto de reformas a los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución en materia de petróleo y energía eléctrica publicado el 20 de diciembre de 2013?"

La trascendencia nacional de las consultas

Una vez que las firmas sean validadas, el Senado las enviará a la Suprema Corte de Justicia de la Nación para que determine si el tema que se propone para la consulta es de "trascendencia nacional", según la Ley Federal de Consulta Popular.

De aprobarse, el INE estará encargado de la creación, difusión, organización y conteo de la consulta popular. Que deberá presentarse a los ciudadanos en la jornada electoral federal de 2015.