PRD, satélite del gobierno, señala Marcelo Ebrard

Pide elegir en consulta abierta a la sociedad al próximo dirigente nacional del partido.
Criticó las funciones de la dirigencia perredista.
Criticó las funciones de la dirigencia perredista. (René Soto)

México

El ex jefe de gobierno Marcelo Ebrard convocó a una “apertura radical” del PRD y a elegir mediante consulta nacional a la próxima dirigencia, al afirmar que hoy este partido se ha convertido en un satélite del gobierno que se conforma con “algunos espacios”.

Informó que el próximo miércoles entregará los resultados de una encuesta que contendrá las preferencias de los perredistas de cómo quieren elegir a su próxima dirigencia, al indicar que él no oculta que sí quiere la postulación presidencial de 2018, pero la mira en estos momentos es lograr que el PRD sea un auténtico partido de oposición al régimen de Enrique Peña Nieto.

Ebrard asistió ayer a los trabajos del segundo encuentro del Movimiento Progresista, al que acudieron integrantes de otras corrientes, como el secretario general del partido, Alejandro Sánchez Camacho.

En el encuentro realizado en un hotel, Ebrard criticó las funciones de la dirigencia, al considerar que ha convertido al PRD en un partido satélite, que aplaude las acciones de Peña Nieto y por ello convocó a modificar los mecanismos de elección del próximo presidente del partido.

“No venimos a ver qué nos dan. Aquí venimos porque queremos hacer algo a escala nacional, nos proponemos cambiar el rumbo del país, pensamos que el PRD en el corto plazo tiene que hacerse cargo de esa responsabilidad de encabezar la oposición nacional y no de ser un partido satélite”, enfatizó

Abundó que hay que abandonar esa posición de satélite, para ser un partido que pueda ganar la Presidencia de la República en 2018.

“Queremos un partido vigoroso del que estemos orgullos todos nosotros, queremos un partido opositor al régimen, no uno que se conforme con que le den posiciones, no queremos un partido que aplauda al régimen y debemos ser un contrapeso, ser la oposición inteligente a Nieto y sus aliados”, planteó.

Ebrard anunció que remitirá cartas a los más de 350 consejeros del PRD para proponer que el partido se abra a la sociedad y no se quede como el PAN, a fin de que recurriendo a la tecnología, y no a mecanismos como la consulta a militantes, que data del siglo XIX, se consulte a la sociedad para elegir al nuevo dirigente.

“Demandamos que el proceso de renovación del PRD sea abierto. Lo que queremos es apertura radical del partido”, refirió.

Consultado sobre la demanda de Ebrard, Alejandro Sánchez Camacho, aclaró que la corriente de Izquierda Democrática Nacional no avala esta postura y será hasta el 7 de noviembre cuando se tome una definición, pero es una propuesta que se suma a las ya existentes y se va a estudiar.

Rechazó que el PRD se haya convertido en un partido satélite, al indicar: “no hemos perdido la identidad con los movimientos sociales de izquierda, ya las decisiones que a título personal toma Zambrano u otros líderes.