PRD, sin operación política en municipios

La reforma nos convierte en un país aún más dependiente, acusa el sol azteca.
Arturo Sánchez, del PRD.
Arturo Sánchez, del PRD. (Héctor Mora)

Pachuca

El presidente estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Arturo Sánchez Jiménez, reconoció que las Comisiones Operativas no han funcionado del todo en los municipios.

“Yo reconozco que no se ha hecho el trabajo que nosotros desearíamos con las Comisiones Operativas Municipales”, dijo.

El dirigente estatal admitió también que algunas han estado atentas en su trabajo, pero que existen otras en las cuales se ha notado su ausencia en los procesos que ha realizado el partido.

Recordó que las Comisiones Operativas Municipales se implementaron para hacer frente al proceso electoral de julio pasado en donde se eligió a diputados locales.

Sánchez Jiménez adelantó que en la renovación del partido en 2014, no sólo se renovará la dirigencia nacional y estatal, sino que se hará lo mismo con los Comités Municipales del PRD.

Apenas unos días atrás, integrantes del partido del sol azteca habían criticado la funcionalidad de las Comisiones Operativas Municipales al señalar que no funcionaban y que se regresara a la figura de Comités Municipales.

REFORMA ENERGÉTICA

En tanto, para la dirigencia nacional del PRD, la reforma energética aprobada recientemente por las Cámaras de senadores y de diputados representa una regresión a la época que antecedió a la expropiación petrolera decretada por el general Lázaro Cárdenas.

“Significa un despojo al país y al pueblo por el gobierno y los legisladores que votaron a favor, porque se entregan las riquezas y los recursos, patrimonio de todos los mexicanos, al lucro de empresas privadas, en vez de destinarse al bienestar y al desarrollo libre y soberano de la nación”, sostuvo la dirigencia nacional.

El PRD rechazó de manera tajante la reforma energética recién aprobada por legisladores federales por ser: “entreguista, anti patriota y por violar el espíritu de la carta magna al comprometer el desarrollo independiente, justo, sustentable y soberano del país”.

La dirigencia nacional se comprometió a luchar hasta revertir y echar abajo la reforma energética. “Lo haremos por los medios constitucionales y a través de distintas formas de acción, resistencia y desobediencia civil en los diversos terrenos: en lo político, en lo legal, en lo ideológico y en lo social. Rechazamos cualquier acción provocadora y represiva del gobierno”.

El PRD consideró que las consecuencias de la reforma energética serán tan graves o más a la pérdida de Texas y de la mitad del territorio en el Siglo XIX. 

“Nos convierte en un país aún más dependiente de los intereses de las corporaciones extranjeras y de sus gobiernos. Se consuma un nuevo colonialismo con pérdida de la soberanía nacional”.

El sol azteca calificó a la reforma energética como inmoral, ilegítima e inconstitucional.

“Estamos convencidos que para revertir a privatización es indispensable una gran participación del pueblo”, precisó la dirigencia nacional del PRD.