En 2014, PRD va contra las “letras chiquitas” de la reforma energética

El secretario general perredista, Alejandro Sánchez Camacho, dijo que el partido buscará que el PRI y PAN no beneficien más al sector empresarial.
 El secretario general del PRD, Alejandro Sánchez Camacho
El secretario general del PRD, Alejandro Sánchez Camacho (Archivo)

México

El próximo año, el Partido de la Revolución Democrática dará, tanto en las calles como en el Congreso, para evitar que el PRI y el PAN busquen incluir "letras chiquitas" en la legislación secundaria de la reforma energética, para intentar beneficiar aún más al sector empresarial, aseguró el secretario general perredista, Alejandro Sánchez Camacho.

Además, confió en que los próximos días sirvan a organizaciones como a Morena y la CNTE para "reflexionar" y participar en las movilizaciones contra la reforma energética, ya que, aseguró, las luchas aisladas "a quién benefician es a la derecha".

En conferencias de prensa dijo que la reforma política del DF y la consulta popular serán prioridad en la agenda perredista del próximo año.

El líder perredista dijo también que el PRD está abierto a la negociación y diálogo con las distintas fuerzas, aunque descartó la posibilidad de regresar al Pacto por México, pues reiteró que para su partido este instrumento "está muerto", por considerar que no es un espacio de negociación que dé confianza y certidumbre para recorrer la ruta de una agenda nacional.

"Esto no significa que el PRD renuncie a la necesaria negociación y diálogo político que tiene que existir entre las partes, pero nunca más un diálogo clandestino, debe ser una negociación y diálogo de cara a la nación, con una agenda compartida, socializada, sobre todo en el parlamento e institutos políticos", apuntó.