PRD: la crisis en el partido demuestra que "hemos fallado"

El dirigente nacional admite que pueden ser recordados como la generación del fracaso.
El dirigente perredista.
El dirigente perredista. (Octavio Hoyos)

México

El dirigente nacional del PRD, Carlos Navarrete, admitió que el partido se cimbró con la salida de Cuauhtémoc Cárdenas y lo ocurrido hace dos meses en Iguala, Guerrero.

“El prestigio y la credibilidad del PRD han sido lastimadas, la crisis que vivimos muestra en lo que hemos fallado”, reconoció.

Pese a su rechazo a la exigencia que hizo Cárdenas de que renunciara con el resto de la dirección nacional, frente al Consejo Nacional, admitió que “si los dirigentes no estamos a la altura de las circunstancias, no tenemos derecho a seguir dirigiendo este partido. Lo digo con claridad, o corregimos el rumbo y recuperamos la ética y autoridad política lastimadas, o seremos la generación responsable del mayor fracaso de la izquierda partidaria mexicana”.

Por otra parte, el consejo aprobó que el Comité Ejecutivo Nacional integre una comisión especial para elaborar un informe sobre los mecanismos de la candidatura del ex alcalde de Iguala, José Luis Abarca.

La propuesta fue presentada por Gilberto Ensástiga de Patria Digna y Jesús Ortega de Nueva Izquierda, y fue avalada por unanimidad en medio del debate entre consejeros y la exigencia de renuncia de Navarrete.

Sin integrantes y con un plazo de 60 días para entregar resultados, se avaló la conformación de dicha comisión en medio de señalamientos de responsabilidad a la corriente Nueva Izquierda por la postulación de Abarca.

En posteriores intervenciones, las corrientes Izquierda Democrática Nacional, Movimiento progresista y la coalición de izquierdas, demandaron la renuncia del presidente del PRD.

René Bejarano, dirigente de IDN, leyó en tribuna el planteamiento para que renuncie “por el bien del partido”, al señalar que “las crisis demandan decisiones y acciones emergentes, profundas para salir de ella y no abonar al desgaste y la descomposición interna”.

Demandó también que el PRD asuma como posición partidista la renuncia de Enrique Peña Nieto e impulsar una jornada de movilizaciones el próximo 1 de diciembre.

La coalición de izquierda que encabezan Miguel Barbosa, Alejandro Encinas y Leonel Godoy, entre otros, hizo llegar a la mesa directiva del Consejo su posición. En ella también exigieron que el PRD demande la renuncia de Peña Nieto y de Navarrete.

“La respuesta titubeante y medrosa ante los escándalos por parte de la dirección nacional, demuestra que no hay una conducción adecuada en el partido y que hay un rechazo deliberado para aclarar e ir a fondo en la resolución de las causas que se expresan en la crisis que atraviesa el PRD”.

También hicieron un llamado al jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera  para que rectifique su política en materia de seguridad y considere solicitar la renuncia del titular de la SSP, Jesús Rodríguez Almeida.

:CLAVES

FUERA MURILLO

Por primera vez, y en medio de la exigencia interna, Carlos Navarrete demandó la salida de Jesús Murillo Karam de la PGR.

Escuetamente señaló  que “es indispensable un relevo” en la dependencia frente a la crisis de inseguridad y la falta de resultados sobre lo ocurrido en Iguala hace ya dos meses. Reclamó que el gobierno federal tuvo información de lo que ocurría en ese municipio de Guerrero y “la tragedia pudo evitarse”.