Exige PRD a Peña acabar su autoritarismo e intolerancia

El secretario general del PRD, Alejandro Sánchez Camacho, dijo que su partido no es buscabullas, pero tampoco “agachón”  y por ello continuará llamando a movilizaciones.
 El secretario general del PRD, Alejandro Sánchez Camacho
El secretario general del PRD, Alejandro Sánchez Camacho (Archivo)

Ciudad de México

El PRD no es un partido buscabullas, pero tampoco un partido “agachón”, y por ello llamará a las movilizaciones populares en defensa de la soberanía nacional y de los recursos energéticos, reviró el secretario general perredista Alejandro Sánchez Camacho al titular de la Secretaría de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

En conferencia de prensa en el Palacio de San Lázaro, Sánchez Camacho recordó que el PRD puso en su momento sobre la mesa argumentos y propuestas sobre la reforma energética, sin que el Ejecutivo y el PRI los tomaran en cuenta.

“De tal manera que nuestro partido, el PRD, no es buscabullas, no somos de grito y sombrerazo, pero tampoco somos agachones, y para defender la soberanía nacional, para defender los recursos energéticos, vamos a hacer las movilizaciones populares, naturalmente pacíficas. Sólo esperaríamos que Enrique Peña Nieto y su vocero contengan ese espíritu autoritario e intolerante que siempre ha caracterizado al PRI”, puntualizó.

El responsable de la política interior declaró ayer que el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto seguirá abierto a escuchar todas las voces, pero advirtió que la tolerancia “también tiene límites”.

Interrogado al respecto, el diputado Sánchez Camacho sostuvo que los amagos del secretario de Gobernación son regresivos y demuestran la naturaleza autoritaria e intolerante de un PRI como el de hace 80 años.

“Enrique Peña Nieto, a través de su vocero, el secretario de Gobernación, no puede ocultar su carácter que tiene el PRI histórico o prehistórico: es ese espíritu del 68, es ese espíritu del 71, de Acteal, donde se aplica la política del garrote”.

Sánchez Camacho insistió que en los últimos años, el PRI "está sacando el cobre de ese PRI intolerante" y aseguró que el presidente está previendo que el próximo año se descarten las manifestaciones en contra de la reforma energética.

De la consulta popular sobre la reforma energética -que en estos momentos se encuentra atorada en el Senado- Sánchez Camacho aseguró que su partido la continuará impulsando y "sigue en pie; vamos derecho y no nos quitamos".

De esta manera, el PRD, movimiento Ciudadano, Partido del Trabajo y diversas organizaciones sociales y campesinas convocaron a una movilización para este 31 de enero, "pacífica, pero con la firmeza, de demandas salariales y para echar abajo las reformas estructurales", enfatizó Sánchez Camacho.

De acuerdo con el PRD, previo a la movilización, el próximo 15 de enero, se tendrá una asamblea en la que se delimitará la ruta a seguir y no descarta que la invitación llegue a Morena.

"La invitación la vamos a hacer, pero ya sabemos lo que nos van a decir, que tienen otras valoraciones; sin embargo, insistimos en formar un frente contra la reforma energética, pero unidos", concluyó Sánchez Camacho.

Aleida Alavez, diputada del PRD.

"En el caso de los anuncios del secretario de Gobernación, yo creo que ahí es donde ya más se avizora esa pretensión autoritaria que tiene este gobierno, y la hemos ido denunciando en las reformas que se han hecho en materia penal, en materia de terrorismo, en querer reglamentar derechos constitucionales; eso yo creo que habla de la vocación autoritaria del gobierno federal", remarcó la legisladora.

Lizbeth Rosas, diputada del PRD.

"Sin mediar echaron a andar todas sus reformas, no importándoles ni el Pacto por México, ni la relación con los partidos de la izquierda, que finalmente representan el segundo lugar nacional en votación... No puede estar lanzando amenazas, ese no es su papel, su papel es dar gobernabilidad al país y a la nación, que no se le olvide porque le quedan cinco años... A él no se le puede olvidar que él es el secretario de Gobernación y no puede andar amenazando, tiene que dar gobernabilidad y priorizar el diálogo por encima de todo", dijo a MILENIO Digital.