¿Presupuesto debe ajustarse por baja en meta del PIB?

Para la Secretaría de Hacienda no es necesario hacer ajustes, para el PAN se debe reducir el gasto de gobierno y para el PRD debe acelerarse el gasto durante el primer semestre del año.
El estado contribuyó al 63% del PIB nacional.
Archivo (Foto: Andrés Lobato)

Ciudad de México

El subsecretario de Hacienda, Fernando Aportela, consideró que no es necesario ajustar el Presupuesto de Egresos de la Federación, a pesar de que para la aprobación de la Ley de Ingresos se tomó en cuenta un estimado de crecimiento económico en 2014 de 3.9 por ciento, y este se redujo a 2.7 por ciento.

"No se tiene que hacer un ajuste por dos factores. La recaudación va por arriba del programa -vamos 30 mil millones de pesos arriba de lo esperado en nuestro programa consístete con la meta de recaudación y de gasto y con la meta de endeudamiento de 1.5 del Producto Interno Bruto. Y el segundo factor es el saldo de los fondos de estabilización a los que tuvimos la oportunidad de aportar al cierre del año pasado, tenemos 70 mil millones de pesos que nos permiten acomodar a posibles diferencias en la parte de ingresos sin necesidad de hacer ajustes en el presupuesto", dijo en entrevista con Carlos Puig en Milenio Televisión.

Cada año el Ejecutivo envía al Congreso de la Unión el paquete económico del siguiente año con previsiones de crecimiento económico, precio del barril de petróleo y tipo de cambio peso-dólar, con el fin de que sean los criterios generales de la política económica que se apruebe a través de la Ley de Ingresos y se refleje en el Presupuesto de Egresos.

Al respecto los senadores del PAN, Héctor Larios, y del PRD, Armando Ríos Piter, que participaron en la dictaminación de la Ley de Ingresos en el Senado, consideraron que la nueva meta de crecimiento sí tiene implicaciones en la forma en que gasta el gobierno y se deben hacer ajustes.

Para Larios la nueva expectativa de crecimiento deberá reflejarse en un ajuste en el gasto del gobierno.

"Al bajar las perspectivas tú tienes que hacer ajustes porque vas a captar menos impuestos y en consecuencia tienes que gastar menos. Baja la expectativa de captación con respecto de lo programado. Sí tiene implicaciones para el presupuesto. Por ejemplo, desde el punto de vista fiscal si se planeó recibir 100 pesos de impuestos y 50 pesos de deuda ahora tiene que sentarse el secretario y decir 'de los 100 ya voy a conseguir 90 -porque se redujo un tercio lo que esperaba que crecería la economía-, pido lo mismo de deuda y voy a tener que reducir 10 pesos el gasto", explicó en entrevista con MILENIO.

Para Ríos Piter el ajuste debe hacerse en "el nivel del ejercicio del gasto y sobre todo la calidad del mismo".

Explicó que el problema es la forma en que se gastan los recursos.

"Tienen un importante desfase entre lo que se hace la programación del gasto y empiezan a aterrizarlo las dependencias –esto no ocurre hasta después del segundos semestre del año. El gasto tiene que ser dinamizado o de lo contrario se tiene una condición estacional donde la parte fiscal (recaudación de impuestos) de incidencia en el gasto termina siendo bastante aletargado", explicó en entrevista con MILENIO.

Para el 2014 la Secretaría de Hacienda estimó que el valor real del PIB de México registraría un crecimiento anual de 3.9 por ciento. El viernes pasado lo modificó a 2.7 por ciento.

En la Ley de Ingresos aprobada en el Congreso se espera que el gobierno obtenga en 2014 recursos por 4 billones 470 mil 249 millones de pesos.