Pide PAN a Chuayffet aclare pago de 35 mil mdp a aviadores

Pedirán una reunión de trabajo con el secretario de Educación Pública para aclarar el destino de dicho monto, que según la organización Mexicanos Primero se paga a los aviadores.
Emilio Chuayffet, Secretario de Educación Pública
Emilio Chuayffet, Secretario de Educación Pública (Cuartoscuro)

Ciudad de México

La fracción del PAN en la Cámara de Diputados pedirá una reunión de trabajo con el secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet, para aclarar el destino de 35 mil millones de pesos con que, según la organización Mexicanos Primero, se paga a 298 mil “aviadores”.

Así lo anticipó el legislador panista Juan Pablo Adame, presidente de la Comisión Especial de Agenda Digital en el Palacio de San Lázaro, al afirmar que dichos recursos serían suficientes para comprar más de 12.4 millones de tabletas para los alumnos de educación primaria a nivel nacional.

“En todo el país existen 13 millones 147 mil 698 alumnos de educación básica que asisten tanto a escuelas públicas (86.4 por ciento) como privadas (13.6 por ciento) y los más de 35 mil millones de pesos que se reparten entre 298 mil 174 personas que no deberían recibir sueldo bien podrían servir para mejorar las condiciones de aprendizaje de nuestros niños”, dijo.

Precisó que el referido monto representa 12 por ciento del presupuesto asignado a la Secretaría de Educación Pública, pero incluso podría ser superior, pues la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación CNTE impidió levantar el censo de maestros y planteles en entidades como Oaxaca y Michoacán.

Por ello, dijo Adame, la dependencia debe dar una explicación sobre el mal uso de los recursos y para ello se invitará en los próximos días a una reunión de trabajo al secretario Chuayffet.

“Exigimos que cada peso y cada centavo gastado por cualquier dependencia sea totalmente transparente y justificado: son recursos de todos los mexicanos y deben ser usados para el beneficio común. Es incuestionable que la educación es la mejor inversión que podemos tener y por ello es condenable el mal uso de su presupuesto”, puntualizó.

El legislador morelense demandó, en ese contexto, una política de datos abiertos, pues el censo educativo se pagó con dinero público y sus resultados deben ser proporcionados a la ciudadanía para que realice su propio análisis.