Por primera vez en casi 90 años, alternancia en cuatro entidades

PRD y PAN no logran mantener el control de Oaxaca y Sinaloa; regresan al tricolor.
Nuevo mapa electoral con los resultados de la elección del pasado domingo
Nuevo mapa electoral con los resultados de la elección del pasado domingo (Rafael López )

México

Por primera vez en 86 años, el PRI dejará de gobernar en Durango, Veracruz y Tamaulipas al perder en las elecciones del domingo ante los
candidatos a gobernador del PAN.


En el caso de Quintana Roo, los priistas tuvieron el poder desde que en octubre de 1974 la entidad dejó de ser considerada un territorio para convertirse en un estado de manera ofi cial, por un decreto del entonces presidente Luis Echeverría.


Los problemas de seguridad en Tamaulipas y Veracruz fueron notorios durante los años recientes.

En el estado fronterizo los secuestros aumentaron 500 por ciento durante el gobierno de Egidio Torre Cantú y se cometieron 3 mil 767 homicidios dolosos, un aumento de casi mil 500 casos respecto a la administración de Eugenio Hernández.


Además, la confianza de la población en los gobiernos priistas tuvo un fuerte golpe cuando en 2012 la PGR investigó a los ex gobernadores Manuel Cavazos Lerma, Tomás Yarrington Ruvalcaba y Eugenio Hernández, por presunto lavado de dinero, delitos fiscales y enriquecimiento ilícito.


En la entidad gobernada por Javier Duarte también hubo un alza en delitos de alto impacto como homicidios y secuestros; sin embargo, los casos puntuales de periodistas asesinados marcaron una etapa de alta tensión para la presente administración.


En el ámbito político, Duarte fue acusado en diversas ocasiones de cometer presuntos actos de corrupción y en materia educativa esta entidad presenta una crisis con los trabajadores de la Universidad Veracruzana que reclaman el pago de 2 mil millones de pesos en deudos y que se destine 5 por ciento del presupuesto estatal a la institución.


Otros estados donde el PRI perdió la gubernatura a manos de Acción Nacional fue Aguascalientes y Chihuahua.

En la primera entidad los panistas recuperaron el poder tras seis años de gobierno de Carlos Lozano de la Torre.

En el segundo caso tuvieron que pasar 18 años para que el PAN recuperara la entidad desde que Francisco Barrio dejó el cargo en 1998.


No todo fueron derrotas para el PRI, ya que recuperó el control de Oaxaca, tras seis años de la administración de Gabino Cué.


El último gobierno priista, encabezado por Ulises Ruiz, fue recordado por el mal manejo de la crisis magisterial en 2006.


Por su parte, Sinaloa regresa a manos del PRI, tras seis años de gobierno panista encabezado por Mario López Valdez.


Los estados donde mantuvieron la gubernatura fueron Hidalgo, Tlaxcala y Zacatecas, por el PRI, y Puebla para el PAN, con el triunfo de José Antonio Gali.