Senadores del PAN amenazan con levantarse de sesión

La bancada panista en el Senado acordó que la aprobación del dictamen sobre desaparición forzada podría ser el último tema si el PRI no cede en el nombramiento del magistrado electoral.
El debate en el Senado duró casi ocho horas y se modificaron más de 50 artículos de la Constitución.
Bancada del PAN en el Senado. Archivo. (Especial)

Ciudad de México

El Senado debate en el pleno las reformas al artículo 73 constitucional que facultarán al Congreso para emitir leyes generales en materia desaparición forzada de personas, tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, a fin de homologar en todo el país los protocolos, tipos penales y sanciones a aplicar contra estos delitos.

Sin embargo, la bancada panista acordó que este puede ser el último tema que se apruebe en lo que resta de la legislatura, una vez que el PRI se ha negado a llegar a acuerdos para decidir la elección del magistrado electoral que será suplente de Alejandro Luna Ramos.

De acuerdo a legisladores consultados, el PAN abandonará el pleno una vez que se vote esta reforma constitucional, calificada como histórica y la más importante en materia de derechos humanos en esta legislatura, por lo que quedarían sin discusión temas como la Ley Ficrea que ya se presentó hace unos minutos en primera lectura, la cual fue aprobada la semana pasada en la Cámara de Diputados.

De no llegar a acuerdos en la designación del magistrado electoral, quedarán pendientes también nombramientos fiscales, en el sector hidrocarburos y otras legislaciones.

Entrevistado al respecto, el coordinador Fernando Herrera dijo que no hay acuerdo en el tema del magistrado.

"Nosotros seguimos esperando a que el PRI flexibilice su postura, que sean congruentes con el clima de acuerdos con el cual hemos transitado a lo largo de este periodo y seguimos en espera. Nuestra postura es exactamente la misma. No podemos pecar de omisión, tenemos que tomar una decisión en el Senado de la República porque es nuestra obligación".

-- ¿No habrá nombramientos del Gobierno federal hasta que no apruebe al magistrado?

"Esa es nuestra posición".

--¿Qué es lo que van a sacar hoy?

"Hoy habremos de tratar el tema de desaparición forzada; será tema único entre algunos otros dictámenes y en eso andamos".

Ante la falta de acuerdos, el Senado arrancó su sesión casi dos horas después de la cita y en tribuna los senadores Enrique Burgos, presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales; Angélica de la Peña, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos; y Roberto Gil, presidente de la Comisión de Justicia han expuesto el contenido de esta reforma constitucional.

La Mesa Directiva dio a conocer que se hicieron modificaciones al dictamen aprobado en comisiones, para incluir en los transitorios la frase de "y otras formas de privación de libertad" que abre la posibilidad para incluir a los desplazados por el crimen organizado.

De la Peña dijo que las cifras sobre desapariciones forzadas tienen una característica: ninguna es coincidente con la otra, por lo que es necesario no poner números, sino caras, cuerpos, identidades, "pues quienes sufren esperan esta reforma constitucional".

En el dictamen, el Senado sostiene que al darle esta facultad al Congreso, se podrán homologar los tipos penales y las sanciones -como mínimo-, sin demérito de otras previsiones en leyes de la materia.

En la redacción de la reforma, el Senado recogió ocho iniciativas presentadas y las definiciones de organismos internacionales, como el Estatuto de Roma, que define la desaparición forzada de personas como:

"La aprehensión, la detención o el secuestro de personas por un Estado o una organización política, o con su autorización, apoyo o aquiescencia, seguido de la negativa a admitir al privación de libertad o dar información sobre la suerte o el paradero de esas personas, con la intención de dejarlas fuera del amparo de la ley por un período prolongado".