Prioridad del PAN, renovar dirigencia nacional: Raúl Gracia

El Senador dijo que en estos momentos es más relevante el tema de la elección nacional del partido, al margen de los conflictos que existan en comités municipales como el de Monterrey.
Raúl Gracia.
El Senador del PAN, Raúl Gracia Guzmán. (Carlos Rangel)

Monterrey

La renovación de la dirigencia en un clima de unidad debe ser la prioridad de Acción Nacional en el estado de Nuevo León al margen de los conflictos que existan en comités municipales como el de Monterrey, consideró el Senador Raúl Gracia Guzmán.

Dijo que el partido se encuentra en mejor forma tras esta elección en comparación a la derrota en 2003, y esto queda en evidencia cuando ya se han "anotado" dos buenos perfiles con un proyecto para dirimir las riendas del blanquiazul por los próximos años.

"Es normal y positivo que haya muchos intereses de ayudar al PAN, es una gran diferencia en relación a 2003, cuando muchos se alejaron, ahorita hay mucho ánimo y energía en tratar de mantener a Acción Nacional como un partido fuerte y sólido aquí en Nuevo León", indicó.

Gracia Guzmán enfatizó que lo importante es encauzar estos esfuerzos, que en su opinión deben ir encaminados a la unidad y la cohesión.

Insistió que independientemente de quiénes compitan, se debe tener claro que la mira está puesta en 2018, que serán unas elecciones muy importantes para el partido.

El Senador refirió que la diferencia con 2003 tiene que ver con que ahora el partido no está quebrado económicamente, y además se consolida como primera fuerza dentro del Congreso Local.

"Hay diferencias y esto se refleja en el ánimo para trabajar todos unidos y la clave es que estas energías no sean mal encauzadas, en la democracia quienes perdemos podemos sentirnos dolidos y es importante que esto no afecte", dijo.

En relación a Mauro Guerra y Felipe de Jesús Cantú como posibles candidatos a enfrentarse, indicó que se trata de dos amigos, con amplia experiencia, formados desde las filas de lo juvenil que han tenido oportunidad de probar su capacidad.

Gracia Guzmán señaló que los conflictos en el comité directivo municipal de Monterrey deben resolverse, pero la prioridad es la renovación de la dirigencia estatal para que sea ésta quien pueda conciliar los ánimos entre quienes señalan que Iván Garza Téllez no debió volver, y quienes le apoyan.

"Creo que es más relevante el tema de la elección ordinaria así llamada por los estatutos, que estar en un tema municipal, creo que una vez que haya un nuevo dirigente estatal se puede estar en posibilidades de hacer un análisis municipio por municipio para que todos tengan comités municipales fuertes, de nada sirve precipitarnos", aseguró.

En relación a las expulsiones de Verónica Sada y María de Jesús Cleto señaló que se trata más del procesamiento de una renuncia pública que ambas hicieron una vez que decidieron apoyar a otro candidato a la gubernatura de estado.