PAN y PRD piden recortes al gasto corriente por caída del petróleo

Senadores y diputados pidieron al Ejecutivo recortar el gasto corriente no indispensable para compensar la caída del precio del petróleo; priistas dicen que el crudo está blindado.
El predictamen del Presupuesto de Egresos 2015 lleva un avance de entre 80 y 85 por ciento, confirmó Miguel Alonso Raya.
Miguel Alonso Raya, coordinador de los diputados del PRD, coincidió en la necesidad de reducir los gastos innecesarios y no indispensables de los tres poderes federales ante la caída del precio del petróleo. (Especial )

Ciudad de México

Senadores y diputados del PAN y del PRD pidieron al Ejecutivo recortar el gasto corriente no indispensable del gobierno federal para compensar el desplome del precio del petróleo, mientras los legisladores del PRI sostuvieron que el ingreso por la venta de crudo está "blindado" y descartaron por ello un ajuste al Presupuesto de Egresos en 2015.

La cotización internacional de la mezcla mexicana cerró ayer en 41.52 dólares por barril, contra los 79 dólares previstos en los Criterios Generales de la Política Económica para el actual ejercicio fiscal.

El senador panista Javier Lozano advirtió que "para mantener el equilibrio en las finanzas públicas, no podemos gastar más de lo que tenemos".

Subrayó que una parte sustancial de los ingresos federales son de origen petrolero y ante la caída de los precios internacionales, "por supuesto que se tiene que hacer un ajuste al gasto, pero al gasto corriente, de servicios personales y de comunicación social, así como en todo aquello en lo que está excedido y obeso el gobierno, y que no sean los productos de infraestructura, porque esos son los que van a van reanimar el mercado interno".

El coordinador de los diputados federales del PRD, Miguel Alonso Raya, coincidió en la necesidad de reducir los gastos innecesarios y no indispensables de los tres poderes federales ante la caída del precio del petróleo.

"Hay que recortar indiscutiblemente los gastos innecesarios, que no son indispensables para la economía: no se puede recortar la parte de la política social, no se puede recortar, desde luego, en educación, salud, sino en gasto corriente, y tampoco en gasto de inversión", puntualizó.

Reconoció, sin embargo, la conveniencia de revisar y discutir previamente con la Secretaría de Hacienda una reorientación general de la política económica y, en su caso, las medidas extraordinarias que deben tomarse frente a una situación de emergencia como la que se ve venir como producto de la actual situación.

El vicecoordinador priista en la Cámara de Diputados, Héctor Gutiérrez de la Garza, remarcó en su turno que en este momento no hay razón para ajustar el Presupuesto de Egresos, como resultado de la depreciación de los hidrocarburos.

Admitió, no obstante, que la caída en la producción petrolera del país obligaría efectivamente a reducir el gasto, pero secundó a Lozano y Alonso Raya en que bajo ninguna circunstancia sería aceptable afectar el gasto de inversión.

Gutiérrez de la Garza celebró, en ese sentido, la cobertura petrolera contratada en su momento por la Secretaría de Hacienda y que garantiza un ingreso público de hasta 76 dólares por barril durante el ejercicio fiscal de 2015.