Regidora panista se queja de amenazas para expulsarlos

Verónica Soto dijo que no permitirá que le arrebaten sus ideales ni su compromiso con el partido, que va más allá de la situación, donde la voracidad por el poder lo tiene sumidos y estancados.
La regidora publicó el comunicado acompañado de esta imagen.
La regidora publicó el comunicado acompañado de esta imagen. (Facebook Verónica Soto)

Torreón, Coahuila

A través de su página de Facebook, la regidora panista María Verónica Guadalupe Soto Díaz emitió un comunicado en el que habla sobre su militancia y la forma en que desde su mismo partido, ha sido blanco de señalamientos.

Lo titula "Por la Dignidad de los Militantes Panistas", con fecha del 24 de febrero y señala sobre su compromiso asumido en enero de 2014 para trabajar en el ayuntamiento en pro de los ciudadanos, bajo lo que llama una "dinámica de oposición responsable", pues la administración previa tuvo una dinámica de descalificaciones personales, ofensas y "cero respeto" por los integrantes del Cabildo.

"No a la censura, no a la manipulación de la militancia, no a la restricción de los derechos políticos partidistas, no a la discriminación de género, no al titiriteo de los servidores públicos", finaliza.

Esto, dice, no abona nada productivo a la ciudad. Agrega que su participación en el Cabildo ha sido "muy activa" y que ha señalado con fundamentos diferentes temas, tal como se puede constatar en las actas de cabildo que aparecen en el Monitor del Ayuntamiento y que afirma, reflejan congruencia en el sentido de su voctación.

"Soy panista por convicción personal desde mi adolescencia y hoy que tengo la encomienda de servir a mi Ciudad he llevado los principios de mi Partido a la practica en mi gestión como Regidora", cita en el texto.

Si bien, manifiesta que debe reconocer que han existido fallas en la coordinación de la bancada de su partido en el Cabildo, atribuibles al querer imponer desde el mismo partido, situaciones inexistentes o infundadas, que no benefician a quienes reclaman de las autoridades más y mejores servicios y oportunidades.

"Es evidente que quienes dirigen al partido en la ciudad y en el Estado atienden a interés facciosos y al beneficio de un grupo selecto que toma acciones represivas para quienes no comulgamos con sus ideas contrarias a los principios fundamentales de nuestro partido, como lo es el eminente respeto a la dignidad de la persona humana.

No comparto la idea del clientelismo electoral, ni la idea de arrebatar la conciencia o la libre determinación de los militantes o de los ciudadanos".

Alude a que en 2014, fue aprobada la licitación del alumbrado público de Torreón por la Comisión de Hacienda, Patrimonio y Cuenta Pública. Luego se votaría en cabildo y el tema se discutió en su fracción panista, para el día 27 de junio.

Ante esta votación, recibieron un oficio de Miguel Batarse, entonces presidente del PAN en Coahuila y de Ignacio García, Secretario General también del PAN, con la instrución de votar en contra, sin argumentos ni justificaciones, lo que en tales términos, no fue acatado por ningún integrante de la fracción panista.

"En fecha posterior se me abrió un proceso de amonestación mismo que se desahogó de manera irregular negándome el derecho a defenderme en los términos del reglamento de sanciones llevando a los tribunales el asunto y del cual ya no le dí el seguimiento correspondiente para no desgastarme en esa situación y evitar distractores para el ejercicio de mi responsabilidad en el Cabildo".

Posterior, señala, ha sido víctima de una serie de señalamientos infundados, dolosos y "muy premeditados" por parte de integrantes de la Directiva Municipal, que incluso son despectivos y vulgares, con un rencor que afirma la regidora, "no he comprendido al día de hoy".

"No permitiré que esos actos arrebaten mis ideales ni mi compromiso con Acción Nacional, mi partido va más allá que la situación por la que atravesamos, donde la voracidad por el poder lo tiene sumidos y estancado en nuestro Estado. Creo en sus principios y sus valores, trabajare incansablemente por ver la democratización de acción nacional en Coahuila".

Para el día 23 de febrero, la regidora se despertó con la noticia de que Bernardo González, líder estatal panista, publicó en medios un procedimiento de expulsión en contra de ella y que se seguía en el Comité Municipal de Torreón, encabezado por María Eugenia Cázares, bajo acuerdos del lunes 22 de febrero.

"Esa situación es entendida ya que días antes para ser exactos el jueves 18 de febrero, invité junto con otros compañeros Militantes del PAN Torreón, al alcalde de Monclova Gerardo García para tocar temas relacionados con el Estado y de la situación del partido.

Destaca que sentían agravio ante los abusos de los que ejercían el poder y ahora ella y un grupo de militantes del PAN, se sienten agraviados por quienes se encargan de dirigir al partido, quienes asegura, están al servicio de unos cuantos.

Es evidente la represalia salvaje con la que el grupo que ha secuestrado al Partido arremete ahora en mi contra queriéndome expulsar a todas luces".

Asegura que la situación que está planteando es grave, pues deja al militante panista en la indefensión y vulnerabilidad respecto a sus derechos como integrantes de Acción Nacional.

"... ya que ellos a través de las sanciones y bajo la amenaza de expulsión quieren acallar nuestras voces, restringir nuestros derechos políticos de partido a todos los militantes que queremos un partido verdaderamente democrático y cercano a la Ciudadanía.

Existe en diversas entrevistas una contradicción de dichos por parte del presidente del Comité Estatal del PAN, Bernardo González y la presidenta del Comité Directivo Municipal, María Eugenia Cázares, ya que ella misma hace mención que el asunto no debió hacerlo público el Presidente Estatal".

Apela así mismo, a que los dirigentes entren en conciencia y rectifiquen, invitándolos además a trabajar por construir un partido más democrático y respetar la militancia en todos los ámbitos y en igualdad de condiciones para todos.