PAN reúne a sus "gallos" para la gubernatura

Mauricio Fernández y Felipe de Jesús Cantú, los más aclamados.
Asistió el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle.
Asistió el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle. (Raúl Palacios)

Monterrey

La dirigencia estatal del PAN reunió ayer a quienes suenan como los tres principales aspirantes del PAN a la gubernatura del estado: Mauricio Fernández, Margarita Arellanes y Felipe de Jesús Cantú, quienes participaron en el Foro Nacional: Experiencias Panistas de Buen Gobierno.

El evento, realizado ayer en el centro Convex, y en el que se contó con la presencia de Rafael Moreno Valle, gobernador de Puebla, se convirtió en una pasarela de aspirantes a la gubernatura, cuando los asistentes recibieron a los ponentes con aplausos y porras.

Sin embargo el aplausómetro favoreció al ex alcalde de San Pedro, Mauricio Fernández, quien incluso recibió varios gritos de “¡Mauricio, Mauricio!”, solamente seguido por el ex alcalde de Monterrey, Felipe de Jesús Cantú, quien también recibió muestras de afecto.

Tras ellos estuvo la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes, cuyo nombre suena con más fuerza para ser la candidata de Acción Nacional a la sucesión en el Gobierno del Estado, pero que ayer en la simpatía de los asistentes no fue la más apoyada.

Así, uno a uno, los participantes en el Foro explicaron a cerca de 300 militantes panistas los principales logros de sus gestiones al frente de un gobierno, todo esto enmarcado en la doctrina del partido.

El primero fue el también ex diputado federal, Felipe de Jesús Cantú, quién dijo que su gobierno se destacó por hacer lo necesario, aunque no necesariamente lo más popular entre la población.

“Hay que hacer lo necesario, no lo popular”, señaló, realzando que en su mandato comenzaron los comités ciudadanos y el escrutinio de la población hacia el gobierno.

Posteriormente, en su turno, Arellanes no dudó en asegurar que: “La marca Monterrey, rebasa la marca Nuevo León”, en referencia que a nivel internacional la capital del estado es más reconocida que el estado.

Finalmente, fue el dos veces ex alcalde de San Pedro, ex senador de la República y ex candidato a la gubernatura en 2003, Mauricio Fernández, quien, aunque le pidieron que hablara poco de seguridad, centró su experiencia precisamente en los logros en este tema, y el destierro del narcotráfico de su municipio:

“El resultado, hoy todos están muertos y San Pedro está vivo”, causando los aplausos generalizados de los presentes.

El dirigente estatal del PAN, Alfredo Pérez Bernal, negó que lo ocurrido este domingo sea una “medición de fuerzas” entre sus posibles aspirantes, pero no descartó que alguno de estos ocupe la candidatura de Acción Nacional al Gobierno del Estado.

“Los tiempos todavía no son los adecuados, hay que esperar, y así como ellos tenemos muchas personas que pueden representar dignamente al estado de Nuevo León, ellos podrían ser algunos de ellos, pero la baraja es muy amplia”, dijo.

Al final, los tres aspirantes, se dieron tiempo para tomarse fotografías con los asistentes, desde las personales, hasta las grupales, donde también el más asediado fue el ex alcalde de San Pedro, Mauricio Fernández.