PAN pide a PRI no beneficiar a “chiquillada”

El panista Enrique Barrios comentó que el tricolor estropea la reforma electoral al estar impedido de legislar en perjuicio de los partidos minoritarios, ya que son los que le ayudan a tener mayoría.
Enrique Barrios, diputado panista.
Enrique Barrios, diputado panista. (Foto: Archivo)

Monterrey

Tras celebrar que aún tienen días para llegar a un consenso en la reforma político electoral, la fracción panista en el Congreso del Estado pidió a la bancada del PRI apegarse 100 por ciento a la reforma federal y ya no beneficiar a los partidos minoritarios con una coyuntura en la que logran una mayoría artificial.

El diputado panista Enrique Barrios, integrante de la Diputación Permanente, comentó que el PRI estropea la posible reforma al estar impedido de legislar en perjuicio de los partidos minoritarios, porque de esa forma se afectaría su alianza de facto para esta mayoría que logró con esos partidos de menor presencia.

Dijo que lo que pretende su partido es que la reforma local se apegue a la exigencia del 3 por ciento de los votos para una representación proporcional, como lo marca la reforma federal, y que aquí sí puede ser posible si el PRI accede, ya que la propuesta local establece que para ganar la primer curul sea del 3 por ciento y la segunda de 1.5 por ciento de los votos.

"Nosotros definitivamente celebramos que tengamos más días para sacar esta reforma electoral que se ha estado esperando, a mí me parece que sí es posible llegar a acuerdos, desgraciadamente el PRI está privilegiando una coyuntura aquí en Nuevo León que está estropeando la posible reforma electoral, la coyuntura a que me refiero es su alianza de facto en este Congreso para construir una mayoría de la mano de los partidos minoritarios.

"Ellos están impedidos por esa coyuntura para legislar en perjuicio de los partidos pequeños porque eso les rompería de inmediato la mayoría que tienen artificialmente construida en Nuevo León. Entonces yo les haría un llamado a que renuncien a esa coyuntura, que vean que la reforma electoral que necesitamos es una que se apegue 100 por ciento al texto federal y eso es lo que el PAN ha estado buscando desde el principio de esta discusión", comentó.

Aclaró que habrá sesión ordinaria siempre y cuando haya un consenso, de otra manera no es posible y expresó que no es una situación tan difícil, ya que ha habido temas más polémicos que han sacado adelante.

Mencionó que no es cierto que el PAN no apoye la reforma electoral por tener miedo a la paridad de género y a las candidaturas independientes, ya que ambos conceptos están garantizados en la reforma federal.

Dijo que la posición de su partido está sobre la mesa y es pública, y que incluso la discusión no es sobre esos temas.

"La postura es la misma con la reforma federal, pero tenemos más tiempo, las negociaciones políticas no se agotan hasta que el reloj marca el último segundo, entonces sí hay posibilidad, las posiciones son las mismas, pero estamos esperando que el PRI renuncie a esa coyuntura que mencionaban, ¿cuál coyuntura?, la mayoría que tienen construida con los partidos minoritarios que hoy les da el control del Congreso y protege al gobernador por ejemplo de la revisión de sus cuentas como la última que le aprobaron de 14 mil millones de pesos en observaciones.

"Lo que nosotros queremos que no haya situaciones como el partido político que ustedes saben al que yo me refiero, que nunca ha ganado una elección, y siempre tiene dos diputados aquí y siempre son la misma familia que siempre llega un hermano y luego una hermana, y luego un hermano y luego una hermana, luego un cuñado y luego un esposo, pero nunca han ganado, Nuevo León nunca les ha dado el voto para que ganen, y sin embargo, aquí están eternizados siempre construyendo una ficción con el PRI, una mayoría con el PRI que el pueblo nunca pidió en las urnas", declaró.