“El PAN no tiene por qué matar el Pacto”

Al menos 90 compromisos son de la agenda histórica del partido, resaltan.
Gustavo Madero ofreció una conferencia de prensa en la sede de Acción Nacional del DF.
Gustavo Madero ofreció una conferencia de prensa en la sede de Acción Nacional del DF. (René Soto)

México

El PAN no tiene por qué "matar" al Pacto por México, cuando al menos 90 de los 95 compromisos de ese acuerdo corresponden a la agenda histórica del blanquiazul, afirmó Luis Alberto Villarreal, coordinador de la bancada panista en la Cámara de Diputados, mientras que el líder nacional del partido, Gustavo Madero, defendió ese mecanismo de acuerdos y dijo que él "aspiraría a que siga dando frutos".

En respuesta a las declaraciones de su compañero de partido y coordinador de los senadores panistas, Jorge Luis Preciado, quien aseguró a Carlos Marin, director general editorial de MILENIO, que el Pacto por México tiene las "horas contadas", Villarreal puntualizó: "A nosotros nos parece que mientras no concluyamos la discusión o la aprobación de los 95 puntos, pues tampoco tendríamos por qué matar al Pacto por México.

"Podemos tener diferencias entre los partidos políticos, nosotros podemos tener diferencias con el propio gobierno, desde luego, pero eso no quiere decir que nosotros estemos buscando salir de un Pacto donde la mayoría de los compromisos forman parte de nuestros anhelos históricos como partido", expresó Villarreal.

El diputado remarcó que el PAN es un partido democrático, en el que se vale disentir y expresar distintos puntos de vista, e insistió en que el Pacto "es un extraordinario instrumento para llevar a cabo las grandes transformaciones que requiere el país, pero sobre todo para ejecutar la agenda legislativa de Acción Nacional".

Mientras tanto, Gustavo Madero aseguró que está satisfecho de los logros que ha tenido y confió en que se mantenga aun a pesar de la renovación de las dirigencias nacionales de PAN y PRD.

"Me siento realmente muy satisfecho de los logros que hemos tenido hasta hoy, pero aspiraría a que siga dando mayores frutos; esto lo veremos próximamente, hasta donde sigue dando resultados este espíritu de colaboración y entendimiento, de ver por el bien común por encima del bien particular", señaló el dirigente.

En conferencia en el PAN del Distrito Federal, Madero afirmó que "hay una preocupación que no corresponde a dónde está la esencia de la necesidad de construir acuerdos; con o sin Pacto por México, las necesidades de reforma siguen siendo exactamente las mismas, los rezagos del siguen siendo los mismos. Con una expresión pública de voluntades y acuerdos, es una mejor posición que sin ella, pero es simplemente la condición que tenemos en este momento y que hay que aprovecharla mientras dure".

Madero, quien firmó el acuerdo entre el gobierno y los partidos políticos en diciembre de 2012, sostuvo que el Pacto por México es un espíritu de buscar coincidencias en una agenda que permita que México resuelva los problemas fundamentales.

En defensa de los acuerdos alcanzados, desde la reforma educativa, hasta la de telecomunicaciones o la financiera, pasando por la político-electoral que está en proceso de dictaminación, el presidente del PAN afirmó que el espíritu de las coincidencias, "prevalece en distintos formatos".

"Mientras firmantes quieran"

Por separado, el coordinador de los diputados federales del PRD, Silvano Aureoles, remarcó que el Pacto por México es un acuerdo que estará vigente mientras los firmantes así lo quieran y reafirmó la determinación perredista de abandonar esa mesa, si el PRI y el PAN consuman la aprobación de la reforma constitucional en materia energética.

Sostuvo, además, que el Pacto por México no sería igual sin la participación de la izquierda.

"El Pacto es un acuerdo político y, en consecuencia, un acuerdo se mantiene cuando las partes así lo consideran. Pero sería un poco un exceso, un tanto... no, no digo esa palabra, porque no quiero lastimar a nadie, pero decir que con o sin todo transita igual, pues no es cierto, porque en el mejor de los casos o en el peor de los casos, por la fuerza que nosotros representamos votó una tercera parte del electorado", dijo.

"Proyecto perverso"

El líder de la fracción de Movimiento Ciudadano, Ricardo Monreal, calificó el Pacto por México de un instrumento perverso y de sometimiento.

"El Pacto por México es el muerto resucitado llamado Supremo Poder Conservador que estuvo vigente en 1836 y que solo era responsable ante Dios; podía hacer todo lo que quisiera, a todos les exigía, pero a nadie le daba cuentas. Este Supremo Poder Conservador ahora ha revivido en el Pacto por México", afirmó el ex gobernador.