PAN: lucha por dirigencia se traslada a su asamblea

A su llegada, el presidente con licencia repartió apretones de manos y fotos en las que su sonrisa era evidente por haber conseguido dos terceras partes del nuevo Consejo Nacional.

México

La contienda interna por la dirigencia nacional del PAN se apoderó de la Asamblea Nacional Ordinaria que se realizó ayer en el DF, cuando los grupos que apoyan a Ernesto Cordero y Gustavo Madero llenaron la asamblea de porras, arengas y gritos para ambos aspirantes.

“Madero, Madero”, se escuchaba de un lado. “Cordero, Cordero”, respondían del otro. La diferencia fue que el primero sí llegó al acto a pesar de un acuerdo que hicieron los dos candidatos para no asistir.

Madero argumentó que arribó al acto en calidad de delegado numerario y no como candidato al CEN. En ese sentido, rechazó que haya faltado a su palabra al acudir al Consejo Nacional del PAN, como acusó Cordero.

Sin embargo, a su llegada al gimnasio olímpico Juan de la Barrera, el presidente con licencia repartió apretones de manos, abrazos, besos y fotos en las que su sonrisa era evidente por haber conseguido que dos terceras partes del nuevo Consejo Nacional sean afines a él.

Explicó que el acuerdo con Cordero fue que no participarían en la asamblea ni se sentarían en el presidio, como lo intentó la presidenta interina del PAN, Cecilia Romero, con la invitación que hizo.

“Mi presencia es plenamente estatutaria, el tema es que hubo una intentona de Cecilia Romero de invitarnos en carácter de candidatos y que participáramos en la asamblea y es lo que no aceptamos”.

Por su parte, Romero explicó que ella hizo la invitación a ambos candidatos, cosa que los dos declinaron, aunque finalmente Madero decidió hacerse presente, pero desconoció cualquier acuerdo fuera del CEN.

Reconoció que la contienda interna “complicó” la asamblea, pero descartó que se contamine, pues señaló: “así somos los panistas”.

“No cabe duda que ejerció su derecho, asistió y listo, lo que pasa es que sí se complicó el tema, pero no puedo evitar que nadie asista en su calidad de delegado.”

Sin embargo, durante todo el acto la presencia de propaganda en favor de Gustavo Madero inundó el auditorio donde se realizó la asamblea, el que durante la mayor parte del tiempo era ambientado por consignas.

En su discurso, la presidenta nacional del PAN reconoció que la dimensión y complejidad del partido ha magnificado los extremos de esta competencia. Expresó que el debate intenso siempre será bienvenido, así como la confrontación de las ideas, “pero rechazamos con la misma energía las posiciones que solo admiten los resultados que les son favorables y quienes quieren conseguirlos a cualquier precio y a cualquier modo.

“Nadie en el PAN, usando la figura de Carlos Castillo Peraza, puede ejercer la vocación de arqueólogo desde la dirigencia trabajando sobre la ruina. Nadie gana aniquilando, nadie consigue atacando, nadie suma dividiendo, nadie unirá a todos los panistas que solo ven por una parte”, subrayó.

En la asamblea fueron ratificados  270 consejeros, quienes posteriormente se instalaron en sesión en la sede nacional del PAN, donde la corriente calderonista perdió el control del máximo órgano de toma de decisiones del partido.

Entre los integrantes se encuentra el compañero de fórmula del chihua-

huense, el diputado con licencia Ricardo Anaya; el coordinador de los senadores, Jorge Luis Preciado; el coordinador de los asambleístas, Federico Döring; el delegado en Benito Juárez, Jorge Romero; el coordinador de la campaña del ex líder, el michoacano Marko Cortés; así como los senadores Salvador Vega Casilla, Gabriela Cuevas y Laura Rojas, quienes estarán en el periodo 2014-2018.

Claves

Sin palabra

- Cordero lamentó que Madero incumpliera su palabra y participara en la Asamblea Nacional.

- El senador con licencia dijo que más allá de la capacidad jurídica que se tenga para poder asistir a la Asamblea, “es por demás lamentable constatar que la palabra empeñada no tiene valor para Madero, como tampoco los llamados a la prudencia emitidos por la dirigencia nacional”.

- Por otra parte, Luis Felipe Bravo Mena, ex presidente del Partido Acción Nacional, llamó a Madero y a Cordero a tener una conducta de edificación del partido en la contienda por la dirigencia nacional.