PAN va por eliminación de tarifa de castigo y tarjeta Feria

Tras la resolución de la SCJN, la bancada local del PAN anunció que desechará el veto del Gobierno del Estado a la reforma de la Ley de Transporte.
Alfredo Rodríguez Dávila, líder de la bancada del PAN.
Alfredo Rodríguez Dávila, líder de la bancada del PAN. (Foto: Archivo Milenio)

Monterrey

Al confirmar la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, la bancada local del PAN anunció este jueves que desechará el veto del Gobierno del Estado a la reforma de la Ley de Transporte y buscarán la eliminación de la tarifa de castigo y la desaparición de la tarjeta Feria.

En rueda de prensa el líder de la bancada del PAN, Alfredo Rodríguez Dávila, y los diputados albiazules Jesús Hurtado y Luis Ángel Benavides, confirmaron lo que Milenio Monterrey publicó este jueves en el sentido de que la Suprema Corte ordenó al Congreso del Estado definir si las observaciones, que hiciera hace un año el mandatario estatal a la reforma a la Ley de Transporte que facultaba al Congreso para definir las tarifas de este servicio, se hicieron en tiempo y forma o de manera extemporánea.

Rodríguez Dávila adelantó que en definitiva el gobernador realizó el veto fuera del plazo de 10 días establecido en la ley, por lo que espera contar con el apoyo de las demás fracciones como PRD, PT y Nueva Alianza para desechar las observaciones del ejecutivo.

Una vez hecho esto la bancada local del PAN buscará la eliminación de la denominada tarifa de castigo: "que tanto daño ha hecho a los ciudadanos", explicó el líder albiazul, quien además dijo se analiza la eliminación de la tarjeta Feria pues ha resultado un sistema inoperante.

Además el diputado Luis Ángel Benavides señaló se iniciarían estudios con empresarios y expertos para fijar nuevas tarifas en base a los parámetros que el mismo PAN propuso ayer, de que el incremento no sobrepase nunca el aumento al salario mínimo.

Por su parte Jesús Hurtado criticó que el Gobierno del Estado se haya adelantado la semana pasada al asegurar que habían ganado la controversia a la Corte, lo que resultó falso, y atribuyó esto a un "intento de engaño" a la población.